(2004) (Poemario) CONFESIONES DE INVIERNO
(2004) (Poemario) CONFESIONES DE INVIERNO
 
PEQUEÑA POESÍA ENCONTRADA
ACERCA DEL AUTOR
Bibliografia
Compilaciones
(1998) (Poemario) ANTOLOGÍA 1996-1998
(2001) (Poemario) LO MEJOR 1998-2001
(2001) (Poemario) PEQUEÑA POESÍA ENCONTRADA
(2003) (Poemario) JUSTO Y NECESARIO
(2004) (Poemario) CONFESIONES DE INVIERNO
(2006) (Poemario) SENTIRTE MÍA
(2007) (Poemario) LOS PLACERES DE LA POBREZA
(Poemario) RETROSPECTIVO
(Poemario) FILOSOFIA BEAT
(Novela) UNA HISTORIA VERDADERA
(Novela) CRONICA DEL FINAL DE UNA NOVELA. (Lo que fue, lo que es... lo que ya no será)
(Novela) TUMBAS DE SAL
TEMA DE DOMENICO
Mis Enlaces
POEMAS
imagen
MEDITACIÓN IV

Otra vez la lluvia toca profundo
y mi alma se inspira en lo que toca;
Saber del olvido, y esa boca
que yo deje atrás de mi sombra,
que no entendió nunca al destino
porque Dios cree que esto es mejor camino.

Esta nueva meditación tendría que ser
la idea que quiero confesar…
A la vez del suelo poder despegar,
los residuos que quedan de mí,
porque tengo que confesar que muero,
es que no me gusta este sendero.

Comenzaré con decir que yo quería
ser feliz, y al mundo darle el corazón,
explicarle que no entendí la razón,
que la vida me enseño, porque duele,
sé que a nadie le gusta perder,
no he aprendido todavía a querer.

Y hoy estoy peor que ayer,
tratando de hablarle al espejo,
confesando que perdí lo que dejo…

Porque la culpa la tiene un acto
que nació sin que la llamaran,
yo quería que la enterraran.

Primero fue mi vida perdida,
luego, la situación que no entendí,
aunque siempre todo lo di…
De ahí ella se fue al exceso
porque tenía que nacer el otro amor
que yo le regale una luna de dolor.

Y han pasado muchas cosas,
pasaron 19 meses de aquella meditación;
La vida es un segundo de emoción,
he perdido todo y me quede con todo
lo que yo nunca pude imaginar,
otra vez tendría que llorar.

Marzo 14 2003

EN EXTRA LIGHT.

Puedo decir “Ya no más”,
puedo sentirme tan mal…
Puede mi corazón dejar de latir…
Podría yo vivir sin ti.

Ya veo que no puedo entender
lo que quieres hoy hacer…
Te digo que no tienes razón
porque deja de latir mi corazón.

La vida murió desde que te vi,
y más cuando contigo salí;
Me hartaste por vez final,
quiero vivir en extra Light.

Puedo decir lo que quiero,
puedo sentirme que muero…
Puede mi sonrisa ser tristeza,
podría darme todo vergüenza.

Ya sé que no puedo ser
lo que tus padres sueñan tener;
Yo he sido lo que soy,
siempre matándome estoy.

Mis días han muerto desde que vi
que contigo no se puede vivir…
Esto ya no es igual
a la vida extra Light.

Mi vida murió aquella vez
que soñé contigo algo hacer;
Me harté por vez final…
Quiero amar en extra Light.

Agosto 01 2003

ALREDEDOR DE MÍ

Alrededor de todo lo que tengo
estoy tratando de ser feliz;
Yo sé bien de donde vengo
pero te juro que pienso en ti.

Y podría decirte del destino
que vengo arrastrando por detrás;
Yo sé que no sos mi destino
porque ese tú lo dejaste atrás.

Y no tenemos lo que queremos,
pensamos lo que no decimos,
tenemos todo en contra nuestro,
bien sabes de lo que digo.

Pero a veces te veo tan radiante,
como si tu luz fuera la mía...
Pero a veces vas de rodante
y veo por fuera tu fantasía.

Yo bien no sé de tu pasado,
no te conozco por dentro,
el día lo tengo basado
en ese nuestro encuentro.

Y por eso es que no puedo creer
en ese tu apegado querer,
porque yo no quiero hacerlo
y porque sé “que tu amor no puedo tenerlo”.

Yo no veo clara la situación
y eso me atormenta cada vez,
pero al verte entra la emoción
y yo quedo al revés.

Tú, porque no giras a mí alrededor,
porque siento que te voy a perder;
Si tengo por dentro un gran amor
que tú lo puedes tener.

Diciembre 04 2003

VOLVER A LA REALIDAD

¡Qué lindo la pasamos ayer!
Todo estaba para nuestro amor,
por fuera deje el drástico dolor
y yo sabía que eres mi querer.

Me sentí bien al tenerte a mi lado,
abrazándote con todas mis ganas;
Yo te besé con tantas ansias,
que quedé de ti ayer enamorado.

Yo sé que te quiero, tienes mi corazón,
lo dejo ahora en tus manos...
Estoy sintiendo un lindo fin de año,
que de quererte, tengo toda la razón.

Pero hoy volví a la realidad,
y te vi y sólo hablamos algo...
Ese es un trago tan amargo
que mata toda felicidad.

Quisiera detener el tiempo
y besarte, y decirte que te quiero,
que estar solo contigo prefiero,
no quiero con otras un pasatiempo.

Porque quiero salir contigo
y que te enamores de mí;
Yo estoy pensando en ti,
quiero que estés conmigo.

Te juro que ya extraño esas salidas,
porque quiero verte tan radiante,
y que te pierdas conmigo en un instante
para que se puedan saciar nuestras vidas.

Ojala que pronto nos podamos ver
y te pueda de nuevo besar,
yo te voy a cuidar, a amar…
Yo te daré todo mi querer.

Diciembre 08 2003

DUELE QUE SEAS ASÍ

Quiero poner en estos versos
todo lo que estoy sintiendo,
entiende que estoy sufriendo
porque duele que seas así;
Yo no puedo entenderte
porque me haces sufrir.

Si la hemos pasado bien,
¿Por qué hoy haces todo eso?
Yo no lo merezco,
sólo sé que te quiero,
si no te veo muero
y eso me pone mal.

No te hagas así porque
al sentirte mal
yo puedo llegar a pensar
que solo quieres jugar
y yo no quiero eso
porque de ti estoy preso.

Diciembre 12 2003

PARA PASARLO MAL

Tanta distancia que hay,
tanto ruido en mi interior...
Aquí me siento de lo peor,
yo no quería aquí estar.

Yo quería estar contigo,
queriendo decirle al viento
lo que tengo en mi sentimiento,
pero no estás conmigo.

Y el lapicero no escribe,
y el papel es muy corto,
es tanto pecado, peor que el aborto...
Y el deseo ya me persigue.

Quisiera de tristeza llorar,
porque estoy sin vos;
Yo quería llenar el rato de amor,
pero esto es para pasarlo mal.

Diciembre 16 2003 6:45 PM

MI CORAZÓN HACER LATIR

Te juro que esto no lo había sentido,
había vivido siempre en locuras...
Yo había quedado varado en ataduras,
y estaba solo porque no te encontraba,
yo golpeaba fuerte y te buscaba...
Hasta que te cruzaste por mi camino.

Y es lindo, porque sé que te quiero,
yo siento que tú también me quieres;
Mi corazón y todo tú lo tienes,
quiero compartir contigo mi vida
y borrar ya sea toda la herida
porque tú te paraste en mi camino.

Pero hoy te llamé y no estabas,
mi mente dio vueltas por doquier,
se fue lento en interrogante mi querer,
porque tu voz yo quería oír
y así mi corazón hacer latir...
Pero me sentí mal porque no te encontré.

Diciembre 21 2003

SERÍA ILÓGICO PENSAR

Sería ilógico pensar,
en quererte enamorar,
en luchar y darte amor,
si ahora sufro de dolor.

Sería ilógico pensar,
verme afuera y saltar,
si no sé dónde estás,
yo quedo de ti atrás.

Y me quedo buscándote,
siento extrañarte,
y no sé qué hacer,
si te ha quedado mi querer.

Y veo siluetas alrededor,
de aquella vez que fue de amor,
y siento el alma sangrar,
tengo ganas de llorar.

Me siento remal
porque no sos igual,
ahora no puedo sentir,
porque yo vengo de morir.

Diciembre 22 2003

PROBLEMAS

Yo sé que es malo lo que hago,
ahora de fe estoy agotado,
pero todo sale vago,
porque he quedado derrotado.

Tantos problemas alrededor,
todo gira de mal y más,
porque he dejado mucho dolor,
no sé si quedarme detrás.

Diciembre 25 2004

HARTO DE ESTAR HARTO

Yo puedo imaginarme en un futuro,
y puedo decir que lo que hago es inmaduro;
Yo siento que me duele la vida de tanto gastar,
gastarme los días sin nada poder ganar.
Contigo yo sé que estoy el tiempo perdiendo,
ahora más que nunca las ganas me estoy mordiendo;
Y todo se va de un desaire a tu infierno,
yo siento que todavía no se ha ido el invierno.

Estoy por estallar, copado de tanto aguantar,
de hacer cosas sin poder pensar, o de razonar...
Estoy harto de estar harto, porque no puedo
razonar en días, ahora hasta ya me enredo.
Ahora lo que vi, es lo que veré todas los días
que quieras llenarme el alma de falsías;
Porque yo no estoy acostumbrado a matarme solo,
quiero decirte que no aguantaré éste tu modo.

Estoy por salir a correr y fumarme un par de llanto...
Yo sé que soy tonto al querer quererte tanto...
Estoy harto de estar harto, porque te quiero,
y sé que al final me quedaré como siempre...
Solo, sin nada alrededor, llorando, y eso no quiero.

Enero 08 2004 7:45 PM

OTRO TONTO POEMA DE AMOR

Yo me puedo hacer la quietud de que todo esta bien,
yo me puedo hacer la idea de que vos tanto me querés;
Yo puedo hacerme creer que me amas también,
yo puedo decir que es lindo todo, todo lo que haces.
Tú feliz por todo lo que yo he sido contigo,
tú ríes cuando yo te digo que tengo dolor;
Tú sabes que me trago lo que haces conmigo,
tú sabes que este es otro tonto poema de amor.

Sabes que me haces daño y no te das lugar
de poder un momento conmigo estar,
yo siempre soy el necio que te tengo que buscar,
porque sé que a ti, eso ni lo llegas a pensar.
No haces nada para poder conectarnos,
no haces nada para que podamos encontrarnos...
Yo siempre tengo que dar contigo para buscarnos,
yo soy el que tengo que ver como continuamos.

De tu parte pasaríamos siglos sin vernos,
creo que en tu sitio no existen los teléfonos...
¿De qué te vale ser así sí sos cobarde?
No ves que esta herida en mi corazón arde.
Y lo peor es que el corazón me lo das destrozado,
me lo mataste y yo de pendejo quedo enamorado...
Siempre se repetirá la misma absurda historia,
esa que ya esta harta de estar en mi memoria.

Porque yo puedo decir que me estás matando,
yo puedo entender que anduviste por compasión...
Yo puedo llorar porque sin nada me estaba enamorando,
yo puedo decir que me hice contigo la ilusión.
Tú sigue feliz porque ojalá puedas encontrar,
tú ríe porque no sé si luego te podrán amar;
Tú sabes que me trago todo este dolor
porque tú sabes que este es otro tonto poema de amor.

Enero 10 2004

UN MUNDO NUEVO, UN MUNDO DIFERENTE

Siempre las cosas tendrían que verse por dentro,
todos sabemos que hay un sentimiento neutro;
Las personas no terminan de conocerse nunca,
estamos todos tratando de ver lo que se halla...
Pero cuando en mi cabeza la bomba estalla,
yo puedo decirte ahora que prefiero estar muerto.

Yo siempre he soñado con cambiar al mundo,
yo siempre he querido ya no ser vagabundo;
He chupado el néctar de cada preciosa flor,
yo he sentido que mío ha sido ese corazón...
Pero de quererte con amor creo que no mereces razón,
porque ya mataste por completo la emoción.

Un mundo nuevo quisiera encontrar
y salir a la calle, y poderte matar;
Un mundo diferente entonces sería
porque amor ya no te pediría,
y sé que el viento traería alguna ilusión,
y ya a tu nombre no le diera ni mención.

Enero 13 2004

UN BUEN ADIOS

Yo pude ver mi suerte en tus ojos,
y sabía que iban a terminar muy rojos;
Tú me ibas a dejar una gran herida,
no sabía si correr o quererte,
sabía que al final iba a perderte,
y terminé entregándote toda mi vida.

Te di mi cielo de color,
yo te di toda mi razón;
Te entregue todo mi amor,
te di de manos el corazón.

Y tú has matado mi camino,
con tu orgullo os has ofendido;
¡Ese era el amor que me tenías!
Y eso lo de tu carta, era para que callara,
y yo de celos no saltara,
y te valía si me perdías…
Yo tanto te quería.

Y he quedado con las manos temblando,
ahora veo al suelo, el corazón esta en pedazos;
Esos demonios hoy se ríen de mí,
¿Por qué?, ¿Por qué fuiste así?

Si yo un día te di mi cielo de color,
yo te defendía, eras mi razón;
Yo te entregue todo mi amor...
Una madrugada te di mi corazón.

Tú nunca entendiste lo que sentía,
no sabías que no sobreviviría;
Y te dejaste guiar por tu mente,
y era tanto lo que me extrañabas,
y tanto lo que querías que soñara...
Yo sé, contigo sentía que volaba,
de verás, yo sí te amaba.

Enero 17 2004

DE TI ATRÁS

Es imprescindible decir que me estoy sintiendo mal,
yo creo que todo lo que haces ahora me lo tengo que tragar;
Yo pensé que la vida iba ser diferente, pero es igual
a cuando me iba atrás de aquel sendero a llorar.

La gente anda diciendo cosas y la verdad no sé qué hacer,
yo quiero confiar en ti, pero te juro que no sé a quién creer;
Es difícil poder decirte que lo que sientes es amor
porque no te importa cuando me regalas mucho frío de dolor.

Me siento mal, y quisiera reventar las ganas de poderte matar,
yo quiero decirte que las cosas que haces están de más...
Porque no me lo merezco, estoy aprendiéndote a odiar
y siempre termino en el abismo, de ti atrás.

Pero no quiero decirte estas cosas así, porque no te importarán,
tengo que ver el futuro, yo quiero saber los temores que vendrán;
Y aunque te miento, diciéndote que te quiero con mi corazón
sé por qué lo hago, quiero creer que tengo razón.

Y la verdad no sé qué hacer, quisiera enfrentarme a la realidad,
poder decirle a Dios que ganas me sobran de poder hacer daño...
Pero es oscuro cuando siento la entrañable felicidad,
porque se me va rápido, como se va este año.

De ti atrás...
Queriendo llorar...
Pidiendo piedad...
Tengo ganas de volar...

Febrero 04 2004

YO SENTÍ VOLAR…

Sé que nunca había querido como te quiero,
te extraño y te necesito en mis días de vida;
Ahora he sentido que se ha cerrado la herida
y vivir contigo la eternidad digo que prefiero.

Porque te sentí hasta lo más profundo de mi ser,
te ame con todas mis ganas de luchar...
Yo sentí tocar las nubes, yo sentí volar,
mientras te estaba entregando todo mi querer.
Yo lo había soñado, y te juro que fue lindo vivirlo,
sentir tu cuerpo y tu ardiente aliento;
Yo nunca olvidaré este fugaz momento,
porque solo con vos puedo el amor sentirlo.

Por favor, pequeña muñequita traviesa,
hazme el favor de quererme hasta la eternidad...
Yo solo quiero entregarte mi realidad,
tú estás metida en mi ser y en mi cabeza.

Yo sé que a veces discutimos por tonterías,
y ese charco lo convertimos en mares...
Yo quiero que pienses lo que haces,
para que yo sienta que esto valió la pena,
que vos te metiste con sangre en mis venas
que yo te quiero para mi vida eterna.

Esto es para recordarte lo hablado,
y decirte lo que se ha confiado;
De sobras sabes que tuyo es mi corazón,
porque tú sabes que eres mi completa razón.

Febrero 07 2004

ME ESTAS HACIENDO MUCHA FALTA

Ahora que no te he visto, ni sentido,
he pasado todo el día pensando en ti;
Es lindo todo lo que contigo he vivido,
porque te he sentido muy dentro de mí.

Recuerdo los pasos que hemos dado juntos,
todo lo que hemos hecho sin parar;
El amor verdadero nos da estos frutos,
por eso no se quitan las ganas de luchar.

Me estás haciendo mucha falta, te quiero,
tú sabes que eres mi completa visión;
Estoy sintiendo el amor verdadero,
este que me llena tanto de emoción.

Tenés que saber que te amo con todo,
que por vos doy vueltas del mundo alrededor;
Tenemos que aprender a vivir de este modo,
porque yo siento por vos el verdadero amor.

Tus labios los tengo impregnados en mi ser,
tu olor en mi piel se siente de pasión,
tu cara angelical me hace parecer
que los días se cuentan, llenos de ilusión.

Yo te quiero de verdad, yo te siento en mí,
tú sabes que esa noche contigo quedó mi mitad,
esa que faltaba entregarte a ti,
porque sabes que sos mi realidad.

Febrero 09 2004

RESTOS DE UN CORAZÓN DESTROZADO

En el baúl de mis recuerdos queda todo lo que viví,
todos esos días cuando yo creí verte feliz,
todo lo que hicimos creo que quizá lo soñé
porque ahora veo que quizá yo solo aluciné.

Yo que tenía fe en tu gran amor y tu comprensión,
yo que el Domingo escuché decir de ti: Mi amor,
yo que te amé y sentí que tú también,
me siento como que si has burlado mi querer.

Anoche mis padres todavía me advirtieron,
y me dijeron que yo iba a terminar sufriendo;
Te juro que tengo ganas de llorar de rencor
porque yo quise pintar tu cielo de color.

Y ahora que he escuchado tus palabras,
mi alma se ha quedado en tu enojo varada;
Yo que ahora te escribí no dejarme nunca
siento que ha dolido hasta el fondo la punta.

Me siento triste y duele porque te amo,
porque el futuro contigo yo lo he soñado;
Tengo que ver qué hacer con mi historia
porque todo se ha perdido en mi memoria.

Si apenas el Domingo la hemos pasado bien,
si apenas en días me entregaste tu ser;
La cabeza da vueltas porque no puede creer
que seas así, tú, Mujer que tanto amé.

Todavía siento el dolor de tus caricias,
siento dando vueltas mis fantasías;
Restos de un corazón destrozado...
Restos de un tonto enamorado.

Ojalá que al fin podas encontrar,
ese que de verdad te haga volar;
Y te dé lo que quizá yo no pude,
y que nunca de ti él dude.

Mientras tanto yo cederé a la vida mi enfermedad,
gritaré al cielo, porque pensé que eras mi realidad;
Todo se paga, y lo he pagado caro,
y no me devuelvas mi corazón que te di de manos.

Cuando yo caiga que te quedé de recuerdo,
y sepas que aún muerto por ti seguirá latiendo;
No olvides que en dos días todo suele cambiar,
no olvides que en dos días me dejaste de amar.

Yo estaba dispuesto a dejarlo todo,
por eso ahora puedo entender tu modo,
porque no querías conmigo la vida vivir,
porque te valía si mi alma iba a sufrir.

Todo lo que sube tiene que bajar,
todo principio tiene un final irreal,
todo lo que vivimos tú y yo
solo son restos de aquel amor.

Tal vez me veas algún día en el ayer,
recuerda que fuiste mi gran querer;
Ahora tengo que el tiempo divagar
y saber que solo fui un rato para jugar.

Febrero 10 2004

COMO MOSCA QUERIENDO ESCAPAR...

El amor no siempre suele ser de historia,
el amor no siempre termina en la memoria;
A veces el dolor o la decepción lo hace caer,
a veces las ganas quitan el querer.

Tú finges todo de maravilla, y yo me la creo,
tú te crees la Diosa de mi vida, y yo te pienso;
En realidad no sé quién te crees
porque estar bien o mal prefieres.

Te da igual si me enojo o si río,
te da igual si estoy caliente o si siento frío;
No puedo creer que yo este en tu mierda,
pero nunca por vos me ataré una cuerda.

La misma gente te hace cambiar,
y vos a mí ya no me haces alto volar,
porque ya volé en ti hasta más no poder
y sé que es barato el costo de tu querer.

Porque siempre me gusta pagar al contado,
porque tú no sabes por dónde yo he andado...
Siempre se cambiar al final el final,
porque estoy como Mosca queriendo escapar...

Febrero 20 2004

ME LLEVARAS EN TÍ

Siento que ya te estoy extrañando,
pienso en todo lo que estamos pasando;
Mi amor, yo pienso siempre en ti,
estos días, te sentirás en mí.

Sentiré los días largos
y los segundos amargos;
Pero los cuento para verte,
en mis brazos quiero tenerte.

Cierro los ojos y veo tu hermosura,
siento el alma de amor pura;
Quiero cuidarte todos los días,
que te quedes en mis lías.

Piensa en mí en ese lugar,
yo de verás que te voy a extrañar;
No olvides que estás en mí...
Me llevarás en ti.

Febrero 27 2004

ENTRE EL CIELO Y EL OLVIDO

Me miro al espejo y habla la conciencia,
rompe cada sentido que habita en mí;
Yo sé que no me queda nada de inocencia,
duele porque mata lo que hay en ti.

No sé el camino que tengo que recorrer,
aún no entiendo mi forma de actuar,
ya sé que es fácil aprender a querer,
pero tanto cuesta de verdad amar.

Por Dios que no sé qué tengo que hacer, no sé…
Es ilógico irme y dejarlo todo por nada,
será que creo que tu amor siempre tendré,
la verdad que tengo la cara enmascarada.

Pero no te quiero perder, yo te encontraré,
tu cara la tengo en todos mis sentidos,
aunque te pierda, yo te buscaré,
porque estaré entre el Cielo y el Olvido.

Marzo 01 2004

POR TODOS TUS MUERTOS

En el camino del sentimiento estoy varado,
queriendo pensar en lo que vendrá;
No puedo negar que me siento angustiado
porque mis días tu mirada ya no la tendrá.

Puedo ver el desierto de recuerdos,
y las curvas de desesperación;
Mi alma está en enredos
porque se quedó con la ilusión.

Ver el horizonte es ver la nada,
la tormenta que viene pronto caerá,
las sonrisas de la gente inventada,
el destino con el viento las traerá.

Me siento como que si estuviera muerto,
como que si lo que viví lo soñé;
Me siento en el pasado, con el lamento,
de que se fue la imagen que tanto toqué.

Sé que todavía tengo tu respirar,
pero ver el futuro es mi gran sensación
de ver tus ganas de luchar,
eso me quita la inspiración.

Porque tengo y no tengo fe en el destino,
duele ver que lo que hicimos está ya atrás;
Ahora si veo largo y angosto este camino,
solo sé que hoy soy un muerto más.

Marzo 03 2004

EN ESPERA DEL TIEMPO

En estos días he estado pensando en mis ideales,
en estos días he querido ver llover,
en estos días he hecho cosas normales,
como por ejemplo: He caminado por correr.

En estos días he visto el vacío en que no estás,
en estos días he sentido tu sombra junto a mí,
en estos días he aprendido a esperar más,
en estos días he comprendido que no estás aquí.

He quedado en espera del tiempo,
tratando de matar a los segundos,
queriendo encontrar algún pasatiempo
porque sino sé que me hundo.

Me has hecho falta a morir,
he tenido ganas de llorar en la soledad
¡Es difícil así querer vivir!
Porque contigo está mi verdad.

En estos días me he sentido herido,
en estos días todo ya no es igual,
en estos días he aprendido
como por ejemplo: A fumar demás.

En estos días he visto tu alrededor,
en estos días te he querido buscar,
en estos días ¡Te he extrañado, mi amor!
En estos días, no he sentido ni tu respirar.

Porque estoy en espera del tiempo,
que podamos llegar a viejos,
porque sino me perderé en el pasatiempo
de verme siempre la cara en los espejos.

Marzo 05 2004

DE SUEÑOS, PESADILLAS Y LOCURAS.

En mi camino e tropezado miles de veces,
y siempre he caído de boca y ha dolido...
Siempre he muerto como los peces,
y sé que siempre me he mentido.

He soñado con lo que no creo hacer,
yo siempre trato de creer en mí,
Pero lo que yo quisiera creer
es que mis ojos ya no están en ti.

He tenido las peores pesadillas de mi vida,
yo quisiera poder ver lo peor...
Y poder sentir la sangrienta herida
que me dejará algún día el amor.

¡...Si es que no ya la dejó!.

Para muchos estoy haciendo la peor locura,
la infame y torpe actuación de este actor...
Pero es porque ya no veo en ti la blancura,
ahora siento el retardo del verdadero dolor.

Y yo sé que puedo hablar y hablar,
y tardaría quizá un siglo en poder dar a entender
que ya estoy cansado de bajo volar
porque a vivir quiero aprender.

Es linda esta Novela que estoy viviendo...
De sueños, pesadillas y locuras...
Por dentro me estoy muriendo,
porque estoy dejando las ataduras.

Fin.

Marzo 12 2004

LAS CALLES DE LA SOLEDAD

Nunca pensé que para vos
iba ha ser yo un error,
que ibas a jugar por matar
mi corazón que no sabe más que amar.

Ahora desolado he quedado,
meditando lo que ha pasado...
Preguntándole a la soledad
¿Por qué no todo fue verdad?

Y veo a lo oscuro,
veo tu corazón duro;
Estoy llorando porque te quería
y sabía que sin vos moriría.

Los días que pasaré
dirán lo que haré
con mi vida en pedazos
y en mis manos unos lazos.

Porque ayer vi en tu sonrisa
un reflejo de la brisa,
que me dijo tu verdad...
Yo te pedía sinceridad.

Y toda esta mentira
terminó con tu ironía...
Las calles de la Soledad
están en mi realidad.

Marzo 15 2004

ES UN MILAGRO

Te he sentido hasta lo más profundo de mi ser...
Cuando te amo yo me siento mecer...
En mi cuerpo siento tus labios y tus caricias,
me siento feliz cuando veo en ti una sonrisa.
No me cansaría de amarte hasta el fin del mundo,
yo me muero por ti en un segundo;
Tocar tu cabello y jugar con él
me hace sentir que vuelo en una hoja de papel.

Mis ansias se vuelven pasión cuando te siento,
me gusta paso a paso tu sutil movimiento;
No me cansaré de hacerlo porque te amo,
y si no te veo, de verdad que te extraño.
Cada vez que lo hacemos es un milagro,
cada vez que te siento, es porque te amo;
Me gusta tu forma de ser en ese momento,
siento tu pasión que la encierro en el tiempo.

Y vuelo, y siento que tú también vuelas...
Y siento que hago realidad lo que sueñas...
Es todo lo que siento ahora al pensar,
es un milagro que hacemos a la hora de amar.

Marzo 25 2004

YO PUEDO IMAGINAR

Me siento mal por lo que ha pasado,
el corazón me esta sangrando;
Las dunas del desierto me traen el viento,
y es demás decirte que ahora si lo siento.

Yo puedo imaginar todo lo que has de pensar,
no me queda otra opción, que tenerme que marchar...
No lo hago por ti, lo hago porque estoy loco,
y sé que te estoy matando poco a poco.

No me gusta verte llorar, y peor por mí,
yo no quiero hacer daño, mucho menos a ti;
Tú eres luz bella que no merece esto,
la verdad que esta mal lo que he hecho.

No tienes la culpa de mis tonterías,
y aunque eres parte de mis fantasías
todo lo que va en torno a ti, ahí queda,
y yo me siento caer en la vereda.

Yo puedo imaginar todo esto y más,
y sé que merezco quedarme atrás;
Sé que tengo que morir por una razón,
no olvides que te entregue mi corazón.

Te amo y vos bien lo sabes,
y sé que hacerte daño no mereces;
El viento del desierto trae mi sentir...
Gracias “Bonita” porque me hiciste vivir.

Mayo 06 2004

BONITA

Sé que es muy duro todo lo que hemos pasado,
no puedo comprender por qué, si nos queremos tanto;
Tú sabes que yo he vivido de ti enamorado
y la verdad que no quiero pasar así otro rato.

Hagamos lo que diga nuestro corazón,
mi deseo es que tú seas muy feliz, conmigo,
por eso me vine contigo, porque sos mi razón...
Ayer en el bus, yo sólo quería darte mi abrigo.

No me gusta verte llorar, y menos por mí,
porque tú eres grande, bonita, y eso te hace mal;
Por Dios que yo no me quiero ir de ti
porque sin vos mis días ya no serán igual.

Me tendría que morir, o desaparecer
y cambiaría mi nombre, mi rostro y la fe
que un día vos me diste con tu querer
porque yo clavado en tu pecho quedé.

Porque me has dado las noches más lindas de amor,
porque a tu lado he aprendido a reír;
Entiende que no quiero causarte ningún dolor
porque sí lo hago, me siento morir.

Vivamos con la sonrisa que yo vi en ti,
cuando me vine contigo, cuando te veo llorar;
Esta vida es de entenderla así
con vos siento de verdad volar.

Y sé que te hago volar también, porque a tu lado
he sentido elevarme, tocar el cielo
esto tanto nos esta costando
que no quiero terminar caído, en el suelo.

No olvides que te amo a morir,
que yo quiero morir en tu pasión...
Bonita, a tu lado quiero aprender a vivir
porque contigo aprendí a tener ilusión.

Mayo 17 2004

NO ME ARREPIENTO DE CON VOS VIVIR

Ahora que los tiempos están cambiando,
puedo ver mi mirada en tu corazón...
Yo siento tu fuego cuando me estás amando,
puedo saber que ahora soy tu razón.

He visto tus cambios en estos días,
es lindo ver tus frases bonitas,
sé que tus miradas son sólo mías
y sé que eres de las más benditas.

Yo puedo llegar a adorarte y arrodillarme,
decirte que te amo con todo mi ser;
No es que esté por acostumbrarme,
es que estoy seguro de tu querer.

No puedo negarte que a veces soy loco,
y que cometo torpezas que no puedo enmendar;
Pero si me dejarás conocerme poco a poco,
yo sé que te haría el cielo tocar.

Y ya vez que ha pasado este mes volando,
y no me arrepiento de con vos vivir;
Yo siempre quiero estarte amando,
porque contigo quiero morir.

No olvides preciosa, que te llevo en mí,
que mi pensamiento vuela a tu alrededor...
Yo quiero quedar plasmado en ti,
yo quiero ser tu completo amor.

Mayo 26 2004 1:40 a.m.

EN LOS MOMENTOS QUE ME SIENTO MAL

Todo vuelve como vos decías ¿Te recuerdas?
Es una buena manera de comenzar...
Porque en los momentos que me siento mal,
no encuentro ningún sitio, ningún lugar.

Cuéntame cómo te ha ido,
qué ha sido de aquella cara que un día yo vi,
ansiosa por querer correr del nido
donde también un día yo me fui.

Tengo la extraña sensación de no saber,
siento como que si aquello en la nada quedó;
Quiero decirte que a mí me tocó perder,
porque el amor sin nada me dejó.

Dirás que yo he tenido la culpa ¡Tenés razón!
Porque no puedo mentir que lo quise así,
ahora me duele día a día el corazón,
aunque a veces pienso mucho en ti.

Y a pesar que he tenido muchas ganas de llorar,
las lagrimas no salen de mis ojos...
Todo por dentro me lo tengo que tragar,
y es que los sentimientos se quedan cortos.

Podría hacer todo esto más largo, y aburrirte,
pero tengo que decirte todo con sinceridad;
De verdad que ahora tengo ganas de morirme
porque sé que vos me diste tu verdad.

De qué me sirve tener un trofeo,
si al final sé que todos me lo quieren robar,
y es cruel lo que todos los días veo
porque todo eso me da ganas de vomitar.

Junio 01 2004

ASÍ AQUÍ NO SE PUEDE VIVIR

Ahora soy yo quien quiere verte,
tocarte y decirte que lo siento,
ver tu cara sonriente, palpitante;
Vos sabes ahora de mis días,
quiero decirte que te necesito...
Es tan cruel esta lía, mi herida.
Y ves el sacrificio que hice,
por favor, no guardes resentimientos,
Todavía no ha muerto ese momento;
Porque se que ya no te he visitado,
ni en vida, ni en sueños,
pero me estás castigando, aniquilando.

Yo sé que te fallé porque no lo hice,
pero vos me la pusiste de cara a mi vida,
y aunque a la de verdad en verdad quise,
vos me regalaste esta cruel mentira
…llévame que se me acaban los días.
Te llevaré flores y endorfinas,
todas las figuras que pusiste aquí,
yo sé lo que quieres de mí,
ya ves que no soy perfecto...
Soy un tonto, un estúpido…
…soy el perdedor más perdido.

Y aunque tanto la pueda querer
al final muerto siempre quedaré,
tiene gustos de otros gustos
porque lo hace para eso, para joderme,
yo sé que por otro puede perderse...
Entonces ¿Fue buena tu obra de Amor?
Aunque sé que a la promesa yo te fallé,
pero la felicidad yo la vi en el camino,
y aunque yo ya tenía destino (...)
Loco, por qué te tuviste que ir
… así aquí no se puede vivir.

Junio 08 2004.

¿QUÉ PASÓ?

Todavía no logro entender
qué fue lo que pudo suceder...
¿Por qué no me has llamado?
La verdad me siento angustiado.
Nunca sabes fallar de la hora estipulada,
siempre me llamas y muy enamorada;
Ahora me muerdo las ganas porque no sé
a dónde yo en realidad quedé.

Y son ya horas que van pasando volando,
estos minutos los he pasado mal humorado;
En la mente siento mareos de ensueños,
porque no sé ahora ya de tus sueños.
Quedamos en la hora bien señalada,
yo quería escuchar tu voz enamorada;
Pero veo que los segundo van volando,
y yo me siento de verdad angustiado.

Llama ya, quiero escucharte,
en la mente no suelo encontrarte;
Tendré que esperar aún más
porque de verdad, ya me estoy sintiendo mal.

Junio 14 2004

ERES MI BELLA FLOR

Como a la bella flor...
Yo amo tus mejillas preciosas...
A tus labios suaves y carnosos...
Amo tus lindos ojos amorosos...
Amo tu cuerpo y tu sonrisa hermosa.

En la bella flor...
Amo tu corazón de ensueños...
Amo tu sentir y amo tus sentimientos...
Amo tu alma convertida en miel...
Amo a tus manos y su suave piel.

Porque sos la frase hecha ternura...
Eres agua clara que da su frescura...
Eres tú las dulces sonrisas...
Y la esperanza que me llega con la brisa.

Amo a esa bella flor porque es tuyo el mundo...
A tus ojos claros que no olvido ni un segundo...
Amo tu voz cristalina y cantarina...
Te amo entera... AMOR... me das la vida.

Como a una bella flor...
Te miro en mis sueños...
Te siento en mis pensamientos...
Tú sabes darme todo el calor
que tibia a mi fresco amor.

Logro sentirte...
Y mirarte el corazón...
Porque te amo con gran pasión...
Te quiero con la fuerza de mis días...
Como a flor en mi alma cristalina.

Junio 15 2004 4:26 a.m.

CUANDO TE DIGA MAMÁ.

Será lindo ver tu vientre crecer,
ver que alrededor de ti esta la esperanza...
Esperar el día en que tenga que nacer,
desde el cielo se escuchará para ti una alabanza.

Ahora yo tendré que cuidar muy bien tus pasos,
y juntos aprender a luchar con amor...
Te extiendo desde lo infinito mis brazos
Porque quiero cuidarte de todo llanto y dolor.

Tal vez el miedo algún día toque nuestra ventana
Y los dos tengamos frío de alguna tempestad;
Pero Dios nos dará su abrigo, y en la mañana
te darás cuenta que en realidad existe una verdad.

Yo estoy con vos y no te dejaré sola ni un segundo,
yo estaré contigo cuando de a luz nuestra felicidad;
Imagínate cuando crezca y vea a este mundo,
cuando te lloré, cuando te diga mamá.

Junio 30 2004.

PRELUDIO DE AMOR.

Ahora puedo entender mis sentidos,
he tenido la fortuna de estar contigo,
me estremezco cuando siento los latidos,
lo único en que puedo pensar es en ser abrigo.

He visto tus ganas, y eso me hace feliz,
quiero decirte que te daré todo mi amor,
no quiero que pases ni un segundo sin mí
porque a tu cielo lo cubriré de lindo color.

Había soñado con crecer a tu lado,
caminar juntos algún día frente al mar...
Y al verme así, de ti muy enamorado,
quiero decirte que aquel día sentí volar.

He pasado contigo mis mejores días,
las noches más lindas de intriga y amor;
Con tus besos he oído las mejores melodías,
esas que suenan con la orquesta del corazón.

Por favor, Bonita de mi alma, no tengas miedo,
que este dolor pronto pasará;
Será lindo ver tu vientre creciendo...
Todo difícil momento hará olvidar.

Yo quiero confiarte mi corazón,
quiero que esta vez estemos a lado de Dios,
porque por él pasa toda razón,
ahora sé que eres mi gran amor.

Julio 02 2004

AHORA ME VEO LA CARA EN EL ESPEJO

¿Por qué no pude ser como antes?
¿Por qué tomé deprisa la situación?
¡Yo qué antes no podía soportar esto!
Ahora me veo la cara en el espejo.

¿Por qué tuve que hacer tanto teatro?
¿Por qué no supe lo que podía pasar?
¡Yo que nunca soporte cualquier tormento!
Ahora me veo la cara en el espejo.

¿Por qué no escuché a los que me querían?
¿Por qué no pude enfrentarme a la verdad?
¡Yo que siempre hacía mi mejor momento!
Ahora me veo la cara en el espejo.

¿Por qué deje ir lo más lindo que tenía?
¿Por qué en sus ojos no me pude perder?
¡Yo que le había jurado un cielo eterno!
Ahora me veo la cara en el espejo.

Pero el tiempo es el culpable
No logro entender la realidad
Ella quizá no tuvo la culpa
Pero da asco oír esa verdad.

Julio 05 2004

UN SABOR AMARGO

Vuelvo a comenzar tratando de decirte que lo siento,
que ayer quedó en mí un gran sentimiento,
que estos días no entiendo lo que pasa,
que ya veo que se derrumba nuestra casa.

Siento una gran tristeza porque me siento mal,
los días de enojos, no son siempre igual;
Ahora está creciendo en mí algo horrible,
que presiento que vendrá alguna decisión horrible.

Yo espero que vos tomes tu propia identidad,
que veas en serio cuál es tu verdad,
Porque contigo me estoy yendo al abismo,
y te repito: Al final ya no sentiré lo mismo.

Y este sabor amargo me da la impresión
que hemos matado a la ilusión
¿Será que toda la gente tenía razón?
Cuando dijeron que pronto perdería a tu corazón.

Julio 06 2004

TODO TIENE SU RAZÓN

No tienes por qué decirme esas cosas,
yo tampoco quiero ofenderte con decir:
Que a la vuelta me siento sufrir,
cuando a la hora el recuerdo toca...
Y se siente el sinsabor en mi boca
de aquellas puritanas rosas.

Hay veces que no veo cuando te ofendo,
pero tú todo lo tomas a mal;
No te siento como antes, no es igual,
porque te busco y vos estás dormida,
te haces la que todo dolor olvida
y yo siento que me estoy muriendo.

Yo sé notar y sé también hacerme el loco,
porque no quiero hacer guerra sin llorar,
pero cuando de verdad es la hora del amar,
vos te comportas como una gran mujer,
porque me entregas todo tu querer,
aunque esos ratos sean de a poco.

La verdad que te amo sin parar,
solo contigo siento estar en el cielo
y el viento me lleva contigo en terciopelo,
porque con tu olor suelo ver dentro...
Y cuando se da nuestro encuentro,
yo siento contigo volar.

Julio 19 2004

APRENDI QUE…

Después de aparecer en el lugar de siempre,
de hacer de mi memoria la antología más basura
que yo pueda tener siempre en mi mente,
porque ahora mi alma ya no tiene blancura.

Aprendí que la vida es una oportunidad...
Aprendí que el amor no se hace, nace...
Aprendí que las palabras son falsedad
cuando a la vida el final deshace…

Aprendí que hay que escuchar consejos...
Aprendí que las experiencias son compradas...
Aprendí que hay que saber bien los conceptos
que suelen estar en las vidas privadas.

Aprendí que no todo lo bonito es bonito...
Aprendí que la verdad esta en la mentira...
Aprendí que las caricias se las lleva el viento
cuando todo se queda nada más en la mira.

Ahora estoy nuevo y mejorado,
aprendí un poco más;
Ya no siento que estoy enamorado
de lo que yo deje atrás.

Septiembre 02 2004

EL GOLPE TONTO

Después de tantas discusiones,
de tantas noches compartidas
en tu habitación, fueron vividas…
Todos esos sentimientos,
toda esa aventura,
terminó con una atadura.

Cuando parecía todo fácil,
todo comenzó a cambiar
a peor, y yo quería escapar…
Por eso fue tan raro el final.

Quizá fue que nunca te amé,
pero recuerdo que te di el corazón;
Quizá fue que nunca te lloré
por eso fue fácil irme sin adiós…
Porque no eras ya mi razón;
Y todavía veo el llanto de tus ojos
diciéndome que no me atará la cuerda
porque sino también lo hacías…

Fue mejor que yo me alejara
porque sino iba a ser tragedia.

Deberás que mucho lo siento
por el bebé, y también por ti;
Pero recuerda que eso ya no esta en mí…
Aunque ahora todo de risa
y me guste tanto esta brisa,
no veo los restos de ti.

Porque nunca te amé,
aunque te di mi pasión,
y al final ni te dije adiós…
Por eso fue fácil irme sin adiós…
Porque no eres mi razón;
Y todavía siento el llanto de tus ojos
diciéndome que no lo hiciera
porque sino también tú huías…

Fue mejor que yo me alejará
para dar este golpe tonto.

Porque de todos modos
no había nada que nos uniera…
El bebé tendrá que crecer sin mí
porque tú y ellos así lo quisieron.

Fue lo mejor,
ha sido mi mejor actuación…
En mi novela de amor
se hace lo que digo yo.

Fue mejor que yo me alejará
porque ya no te soportaba…
Fue mejor que te golpeará
para que sepas que ya no te aguantaba.

Septiembre 23 2004

SINCERIDAD

Quizá podría pensar
que el destino se ha burlado de mí;
Y ahora duele
porque ya puedo sentir lo que hay aquí.

Y no sé de ti,
no es que me importe, solo necesito saber;
Crees que no tengo derecho,
entonces, ¿Dónde dejaste todo mi querer?

Ahora todo a mí alrededor son problemas,
sé que has de estar sin mí mejor,
pero me acosan aquellos teoremas
que nunca entendieron a tu versátil amor.

Quizá tendría que pensar
en mi destino o mis desgracias,
que yo fui el que me fui
sin siquiera decirte “gracias”.

Y qué malo que todo a mí alrededor sea problemas,
es parte de la verdad;
Y aunque en casa ya no se toque el tema
te estoy hablando con sinceridad.

Quizá fue que siempre pensé en mí,
quizá fue que siempre pensé en ti,
quizá fue que siempre pensé en…

Octubre 09 de 2004

ALLÁ EN EL CIELO

Tu mamá sabe que yo te quería a morir,
ella sabe que yo fui el primero que te pudo sentir;
Los actos de pactos son algo que no puedo nombrar,
pero cuando te viera en el cielo ¿Me quisieras encontrar?
¿Dijeras mi nombre y te acercarás a mí?
¿Me reclamarías por el acto que cometí?
Y ¿Quién crees que cometió el mayor error?
Si tú naciste de un último acto de amor.

Y aunque yo pasé sólo por verte al cielo,
sé que tengo que bajar aquí en el suelo;
Porque mi camino esta de frente al sendero
que me guía en los días del “te quiero”.

Porque el tiempo puede despegarte de mi corazón,
el tiempo puede partirme sin razón,
el tiempo puede hacer olvidar aquel amor
y tú a mi lado, suplicando “por favor”.
Porque allá en el cielo hay paz interior,
de eso estoy seguro a mí alrededor;
Y sé que no tendré que ver
a esa persona que me quitó tu ser.

Noviembre 08 2004

CONFESIONES DE INVIERNO

Tengo plasmado en mi ser
en mis puños, en mi odio y en mi querer
todo lo que he tenido que tragar
en mi torpe vida y en mi amar.

Esta bien, acepto que me enamore,
que talvez lástima yo te implore;
pudo ser que te deje sin salida,
mientras limpiabas mi herida.

No sé si estuvo bien mentir,
pero en esos días yo quería morir;
y con tu compañía yo era feliz...
Me enamore, y no paraba de sufrir.

Y todo lo hicimos muy rápido,
hacerte el amor me daba más ánimos;
El frío de febrero golpeaba mi Sol,
yo sentía que giraba a tu alrededor.

Vivir contigo era mi pensamiento,
lo deje todo, y todo fue tormento;
No cabíamos en ese lugar,
y ya mi mundo comencé a extrañar.

Esos días fueron tan psicodélicos,
yo me inventé mi propio infierno...
La canción de amor no paraba de sonar,
y yo actuando para matar.

La felicidad que yo creí iba hacernos soñar,
fue la que te hizo de mi alejar;
Y ya yo no era nada para ti,
el amor se quedó sólo en mí.

Así que fue en una noche lluviosa,
donde un sapo entró a la casa ruidosa,
a tratar de decirme que tenía que partir,
que todo principio tiene fin.

Y el ser que haya entrado en mí,
hizo que el odio hiciera vivir,
porque maté a ese gran amor,
que me hizo caer en prisión.

Y al salir pude darme cuenta de todo,
de mi culpabilidad y de tu modo,
porque tenía que olvidarte
y sobre todo dejar de amarte.

Así he recorrido cuatro meses
y me he dado cuenta que no mereces
que yo siga pensando en tu ilusión
porque ya tiene dueña mi Corazón.

Con esto cierro un libro más,
que queda en la Mediocridad;
Obra Cumbre que fue de ayer,
Confesiones de Invierno de mi querer.

La Irrealidad versus la Realidad,
tenía que ser grande la Verdad;
Puedo decir que esta vez gané
Porque no tuve nada que perder.

Noviembre 14 2004
imagen
MEDITACIÓN IV
Cuando hice este poema vivía con Claudia María, ella estaba embarazada. Y yo no me sentía muy bien, al menos así lo quise creer. Lo que escribo en esta poesía, es una Meditación como las demás. Era necesario hacerlo porque no podía seguir más preguntándole a la nada qué me estaba pasando.
Comenzaban las lluvias del Invierno del 2003, y yo lo había dejado todo por estar con Claudia María, porque pensé que podía ser mi destino, sentía que la quería mucho, pero los golpes que me dio ese camino fueron duros, a tal grado que salió embarazada (…).
Y me sentía muy mal, porque no me lo esperaba, no quería todavía hacer vida con alguien, pero luego de aceptar, las cosas iban a seguir peor; tantos problemas con su familia, con la desdicha de saber qué va pasar. Pero yo quería seguir adelante contra toda adversidad. Pero sentía que mi corazón se estaba desintegrando poco a poco.
Y hablar de todo está de más, porque creo que lo que llegué a pensar era la peor cobardía de mi vida, pero gracias a Dios todo se llevó por buen camino, y Claudia María lo permitió así.
Recordé las meditaciones pasadas (con esta ya son cuatro), y pude compararlas con respecto a lo que me estaba pasando, que era algo para no creer. La primera hablaba de Karla, de cómo me estaba costando conseguir su amor, y que mi vida la estaba girando en contra con el alcohol y los malos pensamientos; la segunda, siempre de Karla. Que su amor era bien frenético, que no la entendía, y que también me estaba perdiendo más en el alcohol y los cigarros; la tercera, de Iris Carolina, que yo no sentía que la quería lo suficiente para poder hacerla feliz, que siempre recordaba a Karla, que no podía olvidarla, y que el dolor causado a Iris Carolina no se lo merecía; y esta cuarta, de Claudia María.
Tendría que llorar porque lo había perdido todo, y me había quedado con todo lo que nunca yo llegué a creer tener. Era la resistencia de mis días. Este poema lo hice en compañía de Claudia María, en una noche de Marzo.

EN EXTRA LIGHT
Este poema no tendría por qué estar en este libro. Pero lo he incluido, porque fue la introducción de lo que yo iba a hacer después. Ese gran teatro que al final lo llamé: “Obras Cumbres”. Porque sino hubiera terminado mi relación con Claudia María, creo que sí hubiera sido feliz. Aunque por veces pienso que las cosas tienen que pasar por algo. Y si era necesario sacrificar tanto, luego el pago yo lo podía ver. Y no me equivoque. Porque tenía miedo, mucho miedo a fracasar.
Así fue como pasaron esos días de angustia al final de mi relación con Claudia María, yo la quiero (no lo niego), pero quizá la cordura me hace pensar que en el camino que podía recorrer iba a aparecer el verdadero amor… como el que pensé tener hace más de cuatro años, aunque ese amor de las manos se me fue.
En Extra Light es eso, es tener la vida tranquila, sin presiones, sin deseos de nada… solamente ser feliz. Es vivir tranquilo, pensando en la osadía del amor, de las llamadas inesperadas, de aquello que se desea con tantas ganas.
Aunque después me quedé llorando, oyendo a Coldplay, y también a “Los restos de nuestro amor” de Fito Páez. Pero quizá esa noche lloré porque estaba perdiendo al ser más lindo de este planeta, a la mujer con el corazón más grande que pueda haber. Y también porque prácticamente le estaba diciendo adiós a mi Rocío de María.
Pero la vida en Extra Light me esperaba, y yo tenía que darle rienda suelta a toda esa mística imaginación. Por eso pienso que las ganas de escribir se me quitaron; aunque me parecía más que difícil no volver a hacer otro poemario. Por eso también fue que me aleje bastante de mi mundo, porque no estaba siendo feliz, aunque quizá sí, pero no como yo quería. La verdad que las cosas van pasando de acuerdo a como uno se las vaya imaginando, ó quizá simplemente porque tienen que venir del aire. Y porque te tiene que pasar, aunque yo mismo he dicho que todo pasa porque tiene que pasar, pero me lleve por encima a dos lindas personas (Rocío y Claudia) que no se merecían que yo siguiera la vida en Extra Light.

ALREDEDOR DE MÍ
Mi noviazgo ya estaba comenzado con Yanira, era mi vida en Extra Light (quizá), y yo quería hacer un poemario que se tratase de nosotros. Al principio se iba a llamar “Secreto”. (La verdad no sé por qué así, pero lo más seguro es porque nadie de la Empresa en donde trabajamos tendría que saber… aunque después todo el mundo se dio cuenta) y así estaba guiado el tema; luego, se iba a llamar “Versus” (Porque era una guerra entre mi familia y ella, así lo pensaba yo).
Este poema es diciendo a ella que nuestra relación había comenzado mal, porque en el trabajo discutíamos a cada rato. Lo hacíamos porque no nos conocíamos bien, aunque las dos o tres veces que habíamos salido, la habíamos pasado muy bien. Yo creo que el mundo interior era el que nos estaba ahogando, pero ya fuera, cuando respirábamos todo era diferente.
Yo la estaba comenzando a querer (aunque acepto que la quería desde hace mucho), pero tenia encima mío el final de mi romance con Claudia María, y eso me atormentaba. Pensar en nosotros, en nuestro futuro, quizá solo estaba en mi mente. Porque yo no podría aceptar para mi vida entera a alguien que ya había tenido un pasado tan desgarrador como el que tuvo ella. Aunque por veces se me olvidaba, y las ganas ella misma las resucitaba con su mirada. Y por eso es que no teníamos lo que queríamos, porque ella todavía tenía ese gran sentimiento por esa persona que la agobiaba en todo momento, aunque no lo demostrará. Y yo, bueno, mi conciencia palpitando a cada instante.
Lo que quería dar a entender en este poema, es que alrededor de mí estaba la verdad, y que yo ya no creía en nadie, aunque me hiciera el desentendido, aunque ella me hiciera entender que me amaba, y quizá hasta se entregará. ¿Cómo podría creer en ella después de todo? Pero también ¿Cómo fue posible que yo fuera capaz de hacer tantas locuras inertes? Nadie me entiende, ni yo mismo. Pero alrededor de mí estaba la verdad, y esa verdad me la estaba mintiendo, y de tanto mentirla, hasta me la creí.

VOLVER A LA REALIDAD
Este poema lo escribí un día después que salimos a pasear (con Yanira). Ese día creo que fue cuando de verdad me enamoré. Ella fue conmigo al estadio a apoyar a mi equipo de fútbol, inclusive le compré un gorro. Nosotros teníamos la costumbre de ir a misa todos los domingos, a la Catedral de San Salvador. Y luego nos íbamos a algún lado para pasar la tarde. Ese domingo 7 de Diciembre nacieron unas ganas increíbles en mi ser de estar con ella. Después quería pasar solo con ella. Pero ya estaba en la realidad. En el trabajo no podíamos hablar y amarnos plenamente como lo hacíamos fuera.
No niego que la veía tan linda, como la mujer que yo me imaginaba en mis sueños. Yo creo que llegué a sentir tanto por ella que la miraba como mi amor platónico. Porque desde hace mucho yo quería andar con ella. Que al menos saliéramos alguna vez. Más no creí que eso iba a ser posible. Y no niego que fue lindo, aunque después el golpe dolió.
Estoy seguro que aquí nacieron las ganas de vivir para siempre con ella, sin que me importará lo que me sucediera… nada de nada, ni qué pensará mi Familia, ni a quiénes me llevaba encima. Lo que yo sentía, es que yo estaba siendo muy feliz.
La vida da muchos sinsabores, y este sabor que sentía me gustaba, porque la gente daba gritos al vernos (no sé por qué) y el dador de mis sueños, se estaba volviendo loco. No sé si le debo a mi “fantasma” algo, lo que sí sé es que gracias a él, pude lograr, lo que un día aposté.
Y me gusta ganar. Aunque también acepto cuando pierdo. Por eso estoy seguro que puedo reír, llorar, amar, odiar, y no me es fácil olvidar al ser amado, pero sí dejarla de querer. Y lo más lindo de todo es que las neuronas se van acabando poco a poco y ya el recuerdo poco a poco se va terminado, porque solo quedan nubes en la mente. Y esas mismas nubes son las que lo hacen recordar. ¿Cómo cuesta escribir todo esto? Eso es volver a la realidad, cuando ya no estás en la imaginación, cuando ya te ha golpeado algún amor. Esto fue de verdad. Esa era mi realidad.

DUELE QUE SEAS ASÍ
Estos son de los poemas que nunca he querido escribir. Pero lastimosamente estaba pasando unos momentos críticos con Yanira. El problema principal era que no nos entendíamos, y un día de esos ella me dijo que “no tomará las cosas tan en serio, que no me aferrará a una sola persona”.
Yo entiendo bien cual era el trato, con mi amiga Mary discutíamos el tema. Y la verdad que ella me decía que yo “hiciera lo que yo pensara”. Y siempre he pensando en que el mejor consejo es el que se da uno mismo. Y yo sabía que la tenía que conquistar. La fe no la perdía y eso es lo que me mantenía de pie en esa relación.
Pero no todo salía bien, las cartas que le daba ya comenzaban a cambiar. Ya no hablaban solo de amor. Y la verdad que me quería portar mal. Pero no sabía cómo hacerlo, ó mejor dicho, no tenía el suficiente valor de hacerlo. Pero a veces uno aprende de los errores, y eso lo tengo bien claro.
Este poema era la necedad. En estos versos le digo que cambiemos, que seamos mejor, que es cierto que las cosas están mal, pero que se pueden mejorar. No entendía por qué a veces estábamos bien, pero al rato cambiábamos, porque no lo niego, yo también quería cambiar, ya lo he dicho anteriormente. Pero no me veía siendo el malo de la novela. Por eso fue que nunca le quise hacer daño, y quizá se lo hice sin querer. Porque estaba conmigo por “lástima”, y yo no lo quería entender, aunque se lo decía tantas veces. Y recuerdo muy bien las palabras que ella me decía.
Por eso es que a veces uno deja de creer en el amor. Y mejor prefiere estar divagando en este mundo, y ahí es cuando se hace mal a los demás, quizá sin querer. Y yo me arrastré a medio mundo por mis decisiones estúpidas. Aunque no lo voy a negar que yo creía estar feliz. Pero no sabía que la mosca que estaba en mi plato, era la que después me iba a dar el golpe más bajo, aunque yo intentaba llevar las cosas bien, y trataba de llevar las cosas en paz. Pero no niego que a veces ya me daba por vencido.

PARA PASARLO MAL
El día que escribí este poema, lo hice en compañía de ella. Fue la segunda vez que iba a su Colonia, y fue la primera vez que llegué hasta su casa. Estábamos en un parque de Cumbres de San Bartolo. Y ella quería estar ahí, en ese lugar. Donde estaban unos banquitos a cien mil metros de distancia (yo así los sentía). Ni siquiera podía estarla acariciando. Y le dije que sacara un papel y un lapicero, que tenía ganas de escribirle unas líneas. Así fue como nació este poema.
A parte de todo, el ruido de los buses, la soledad y la peligrosidad de la noche me atormentaban. Yo no quería estar en ese lugar, me sentía agobiado y atado de manos. Aunque su compañía era fenomenal. Porque se miraba tan bella, tan bonita, que me daba gusto que estuviese ahí, conmigo, aunque no a mi lado (…) para más joder, el lapicero no quería escribir y no sabía qué hacer.
Este día estábamos cumpliendo un mes de noviazgo. Y el lugar en que estábamos era tedioso, tan tedioso que me causaba miedo.
Luego, recuerdo su mirada y su respirar cuando yo estaba escribiendo, la curiosidad que tenía de saber qué es lo que estaba escribiendo. Quizá pensaría que era un poema de amor, porque su sonrisa cuando lo vio no muy bien lo demostró, pero causó gracia.
Le di el poema, y nos fuimos a comer a su casa. Conocí a su gente (…), a todo su pequeño alrededor; ese día hasta deje en su cartera mis lentes, ese día yo le regalé una loción. La verdad que ya estaba enamorado, y no lo podía negar.
Ese día llegue ya noche a mi casa, porque no conocía bien el lugar, recuerdo que no se me grabó por completo la ruta. Solo mi corazón iba ser el que me iba a llevar de nuevo a ese lugar.
Tantas cosas que estaban pasando, que me estaban clavando por completo en su amor, y yo creo que darle rienda suelta a ese amor, fue lo que me clavó al final. Pero, eso fue lo que pasó ese día, por eso fue que escribí esta poesía.

MI CORAZÓN HACER LATIR
Un día antes de escribir este poema, habíamos ido al “Parque de la Familia”. Un día más que fenomenal. Ella se acercó un poco tarde de la hora estipulada, por un momento pensé que no iba a llegar. Pero luego iba apareciendo tan radiante como siempre.
Estaba siendo mucho frío, y al lugar que íbamos hacía aún más frío. Juro que no conocía el lugar. En el bus, no nos sentamos en el mismo asiento porque no había asientos solos, pero al recorrer algunos kilómetros pudimos sentarnos juntos. Al llegar al lugar (lindo), caminamos algunos pasos, platicamos algunas cosas de nosotros, nos sentamos y llegó un señor a vender unos cuadrillos de pintura, sin dudarlo le compré dos. Uno decía: “sé que cometo muchos errores, pero mi corazón lo tengo en su lugar”, algo así, no recuerdo muy bien. El otro, era una secuencia de frasecillas. Le gustaron mucho que los andaba junto con su corazón.
Luego recorrimos casi todo el lugar. Hablábamos cositas muy indiferentes, le gustaba mucho que la abrazará fuerte, que le dijera cuánto la quería. Hacía frío, mucho frío y eso hacía que nuestro amor fuera completo de frenesí.
Luego de almorzar, fuimos a una fuente donde llegó un fotógrafo, y bueno, nos tomamos una foto donde ella sale abrazando los dos cuadrillos, y a mi lado. Yo abrazándola cuidadosamente, y arriba de nosotros de adorno, un gran gavilán ó halcón (…) que indicaba que era “el parque de los caídos”. Yo creo que eso fue de mala suerte. Había muchos nombres de muertos.
Ya en la tarde fuimos a “la puerta del diablo”, desde el parque hasta arriba. Yo sentía que el viento nos llevaba. Ahí le dije que yo seguía viendo a mi hija. No se molestó, fue buena onda. Luego de comer pupusas volvimos a la casa; la fui a dejar hasta la suya. Ese día preferimos ir a pasear y no ir a la Fiesta de fin de año de la empresa.
Al siguiente día, le llamé por teléfono a su casa en la noche, y me dijeron que no estaba, la verdad que me quedé muy pensativo. Y escribí este poema.

SERÍA ILÓGICO PENSAR
Días antes habíamos planeado pasar la noche de Navidad en su casa. Creo que yo fui el que insistí. ¡Claro! Esa noche tenía la oportunidad de poderla conocer más a fondo. Poder conocer lo que estaba a su alrededor. Su mundo, en fin.
La verdad que yo estaba girando a su alrededor. Ya estaba enamorado, y había olvidado todo tema de mis sentidos. En lo único en que pensaba era en ella, es que no podía pensar en otra cosa. Si solo quería pasar a su lado. Mi corazón hacía latir cuando ella comenzaba a acariciarme, cuando me decía: Te Quiero.
Pero todo cambiaba cuando algo malo pasaba, y eso nos hacía alejarnos y dudar de nosotros mismos. No sé cómo pero alguien se dio cuenta que yo iba a pasar la noche de navidad en su casa, y se lo dijo. Ella lo tomó a mal. También a mí me dijeron un montón de cosas, alguien me estaba aconsejando con respecto a ella, alguien que ella había despreciado. Yo no podía creerle por tal razón, pero nos mandamos mensajes diciéndonos un montón de cosas. Recuerdo que me escribió: “estoy hasta donde no te imaginas con esta situación”. Y también: “¿Por qué gran putas le dijiste a Mary?”. Todas esas cosas que hacían girar mi vida.
Y nos enojábamos fuerte, cada cual por su lado. Y nadie encontraba la salida. Ese día nos pusimos de acuerdo en llevar las cosas mejor, en resolver las cosas nosotros y no contarle a nadie lo que nos estaba pasando. Así que quedamos de acuerdo en eso. En este poema trato de reflejar eso, el mal entendimiento que estábamos sufriendo, todo por no querer cambiar, y le decía que la necesitaba, que la amaba, que no podía estar sin ella. Y que también “yo vengo de morir”, que no solo puedo estar atado a sus pies, que la vida sigue y que todo alrededor era también mío. Aunque no niego que sin ella no podía vivir. Era imposible creer en perderla, aunque estuve a punto en varias ocasiones. Pero el amor estaba girando a favor de nosotros. Y yo tenía la fe de esperar un poco más, tal vez en los días posteriores podía venir el verdadero amor, reflejar su amor.

PROBLEMAS
Un poema corto. Inconcluso, pero quizá bien definido, porque es expresivo lo que quiero dar a entender.
En mi casa nadie aceptaba ese noviazgo, porque creían que Yanira era una persona mala, y que podía dejar en mí una experiencia muy marcada.
El 24 de diciembre fui a pasar la Navidad en su casa. Todo estuvo excelente, conocí a su amiga del “alma” (say no more). Pasó conmigo toda la noche. De la relatividad ni cenamos en su casa. Fuimos a la casa de la amiga, y cenamos, también me tomé dos tragos que estaban bien cargados, pero hasta ahí. Conocí a “Chepe”, el otro hermano de ella, ¡ah! También ahí estaba Luisito, su hermano menor. A parte de la hermana y el cuñado. A pesar que yo estaba ahí, parte de mi mente estaba en otro lugar, en el lugar que yo había dejado. Pero ese nuevo lugar que estaba conociendo me gustaba mucho, y más porque ahí estaba la mujer que yo amaba.
Ese día conocí parte de su cuerpo (…), Ese día yo le entregue de manos mi Corazón. Sólo mi mente sabe lo que pasó a eso de las tres y media de la mañana, cuando la tenía tan cerca de mí, cuando su cuerpo me decía que sí. Pero el atrevimiento me detenía por el respeto. Todo, es que todo estuvo para mí, aunque bien dicen, esos momentos hay que saberlos vivir. Y yo, como persona respetuosa, no le quise hacer daño. Pero no la deje dormir, pasaba hablándole cuando ya casi se dormía. Lo más lindo de todo fue cuando le puso el toque final al día, me regaló un “tipo” suéter, sencillo, pero estoy seguro que con toda su alma. Ella sabe todo lo que pasamos esa vez, nos gustaba recordar ese lindo día.
Al siguiente día fuimos a Metrocentro (no habíamos dormido casi nada), ella se iba durmiendo en el bus, y yo iba estrenando el suéter, fuimos a comer y todo bien, muy bien. Pero pasó un pequeño problema, creí ver a Claudia María, y no sé cómo reaccioné. Pero gracias a Dios todo terminó en bien. Al llegar a la casa comenzó mi realidad, comenzó mi conciencia. Mi problema.

HARTO DE ESTAR HARTO
El final de año fue fenomenal, jamás lo podré olvidar. Todo estaba a mi favor, el viento, el frío, el anochecer y su compañía. Todo excelente. Pero, al volver al trabajo, de nuevo todo comenzó a cambiar. Yo siempre iba a visitarla a su lugar, y un día de esos la vi que estaba hablando con el nuevo coordinador. Me quede pendejo, y no sé cómo reaccione. Lo que sí es que no pude contenerme las ganas de pensar mal, aunque sin reclamos, todo me lo tragaba, porque sabía que al final iba a estallar.
Parte de esto, esta escrito en un diario que estaba haciendo, pero que quedó varado sin lugar. Entonces, quise sentarme en la realidad, y pensar en todo lo que podía pasar; yo sabía que no era nada malo lo que vi, pero esas cosas iba a ver muy a menudo, y no lo podía soportar, porque sí bien es cierto que nadie se podía dar cuenta en el trabajo (aunque ya casi todo el mundo lo sabía), ella también me tenía que dar mi lugar.
Eso de “estoy por salir a correr y fumarme un par de llanto…”, quise decir: “estoy por salir a correr sin dirección y de llanto fumarme un par de cigarrillos”. La verdad que me sentía muy mal, y ¿Cómo era posible que una persona así se viniera a burlar de mí? Por eso es el tema de “Harto de estar harto”.
Y sabía que al final me iba a quedar sin nada, solo sonriéndole a las paredes blancas que van a estar a mí alrededor. A veces creía que lo mejor era dejar las cosas así y buscar mi propio mundo, aunque se me hacía difícil dejarla porque la quería tanto, demasiado, que estaba a punto de perder a mi familia por culpa de eso.
Este es uno de mis mejores poemas, recuerdo el día cuando se lo di. Y le explique la situación. Sólo se puso a sonreír y dijo: “no era para tanto”, y tenía razón. Pero solo mi corazón sabía lo que sentía en ese momento.
Este poema lo tengo muy dentro de mi corazón, porque la poesía que surge del Alma, es la que más queda marcada, y este poema, lo hice en mi turno de trabajo, en mi lía de anochecer. Estaba en una situación que ni yo me la podía creer.

OTRO TONTO POEMA DE AMOR
Yo me podía hacer la quietud de que todo estaba bien entre nosotros, podía hacerme la idea de que su amor era tan grande como el mar, y también podía pensar que me amaba en extensión, que era lindo todo, todo lo que hacía. Ella estaba feliz por cómo yo era y me comportaba, reía cuando yo le decía que no aguantaba más, que tenía dolor. Sabía que me tragaba lo que hacía conmigo, porque yo era otro tonto poema de amor.
Era grande el daño que me hacía (no sé qué hacía entonces) y no me daba lugar de que pudiéramos estar un momento en soledad. Yo la buscaba y la buscaba (sino era así, creo que nadie hubiera buscado) para que charláramos al menos, porque ella ni siquiera lo pensaba (así pensaba yo). Ella decía que era fuerte y todo eso, pero era cobarde también porque no se daba cuenta que esa herida en mi corazón ardía, porque me estaba haciendo daño (quizá sin quererlo).
Y lo peor de todo era que yo ya enamorado, quedaba destrozado, a mi pobre corazón lo había matado, porque estaba en soledad, y yo más enamorado que nadie, pensando en ella hasta más no poder; tratando de ver cómo estaba, de sentirla y de decirle que la amaba hasta morir. Pero siempre era la misma historia, repetida y repetida.
Y claro, tenía ganas de decirle que me estaba matando, que ¿Por qué anduvo entonces por compasión? Porque lloraba estando muy enamorado, porque me ilusionó hasta decir ya No. Y lo que más dolía es que la veía feliz, pasaba por mi lugar y como si nada, ni siquiera me volvía a ver, ¡Y yo! ¡Ja! Siempre buscándola con mi mirada, tratando de encontrarla.
La verdad que este poema fue escrito en una tarde donde tenía ganas de salir corriendo de ese lugar y preguntarle a Dios por qué me estaba pasando esto. Aunque sé que yo era el culpable, y que tal vez explotaba sin razón. Pero era mi corazón el que me hacía actuar así. Porque la quería tanto, porque tenía dolor, porque lo que yo quería decirle, es que siempre le estaba haciendo algún tonto poema de amor.

UN MUNDO NUEVO, UN MUNDO DIFERENTE
Todo estaba mal con Yanira, muy mal… después de haber pasado un lindo fin de año (…). Era para no creerlo. Este poema es como una pequeña meditación. Sin nombre, pero tratando de aceptar algunas cosas, quizá es algo comprensivo, aunque también quizá no tiene razón. Pero “Un mundo nuevo, un mundo diferente” fue escrito para ella tratando de decirle que ya estaba cansado de seguir con la misma actuación.
Lo que nos estaba pasando lo teníamos que examinar muy a fondo, porque estábamos quizá sin sentir el gran amor por cada cual, porque yo con mi pasado y ella con el suyo, creo que no nos conectábamos. Y era porque no nos conocíamos tan bien, apenas llevábamos dos meses, y quizá yo me conformaba con lo que me encontraba, y al final cuando estallaba la bomba, ya estaba bien metido en esa situación, que no encontraba la salida, prefería estar muerto.
Y quería de una vez por todas encontrar algo nuevo, pero algo nuevo que deje latir a mi corazón, que se entregué y lo dé todo sin esperar nada a cambio. Yo quería encontrar a una persona que se enamorará de mí (aunque la tenía), pero que yo también la amara más que a nadie. Y así poder borrar todo lo que sentía por ella, poder matar todo ese amor parapléjico que no sabía su lugar. Entonces yo podría vivir sin ella, podría ser feliz de una vez por todas. Ya no habría necesidad de buscarla, ni de llamarle. Nada de nada.
Un mundo diferente, un lugar diferente… aunque lo encontré, pero no era como mis sueños. Aunque vulgarmente era feliz, y no niego que la hacía muy feliz. ¡Claro! Si yo todo le daba, por eso creo que mis sueños se apagaron, por eso creo que nunca pude tener un sueño lindo con ella, porque ya mis neuronas se estaban terminando de tanto dolor.
Dice Fito Páez en una canción: “No es bueno nunca hacerse de enemigos, sino estás a la altura del conflicto”.
El mundo diferente yo lo tenía a la vuelta de la esquina, y esa misma esquina fue la que un día me vio partir.

UN BUEN ADIOS
Sin lugar a dudas que este es uno de los poemas que he escrito con toda mi inspiración. La tarde que escribí estás líneas, estaba haciendo mucho calor. El sudor se refrescaba en mi situación y eso encolerizaba la razón. Días antes ella había hablado a la casa y le habían dicho un montón de cosas. Ese día ella había regresado de un viaje de San Miguel con “sus amigas y amigos”. Yo no quise que ella fuera, pero mi palabra era un cero a la izquierda. Recuerdo el día que me dio la última carta, donde me decía: “espero que estés bien, sabes te quiero mucho, te cuento que voy a ir a San Miguel…”. Todo era para reírse (…). Y los nervios mataban todo. Entonces habló a la casa, y mi papá le dijo un montón de cosas, la ofendió, y no sé qué más.
Una semana después yo cometí una gran estupidez. Con su compañía comencé a tomar e hice muchas cosas estúpidas. Que la verdad se decepcionó (tenía razón), porque hasta ofendí a su “mejor” amiga. Y en su casa, sus hermanos se dieron cuenta, pero como es una familia de “sí te vi no me acuerdo”. Gracias a Dios que con ellos no pasó a más. Pero quedó muy enojada después que me fui a mi casa.
Al siguiente día, chateando fue que me dio a entender que ya no quería nada más conmigo, con decirme: “vos y tú familia váyanse a los mil demonios”. Ese día tuve que salirme de mi turno de trabajo, porque me sentía muy mal. Recuerdo que desde ese lugar me fui a pie a mi casa, pensando un montón de cosas (no entiendo por qué son así las cosas).
Este poema habla de esta situación, de cómo me sentía, la verdad que quería llorar, pero desgraciadamente no podía, aunque lo intentara, pero las lagrimas no me salían. Por eso fue que nunca la lloré (sobrio), porque borracho… no me acuerdo.
Entonces, yo pensaba que la situación ya estaba terminada, y teníamos que vernos en la tarde, inclusive pensaba que no iba a llegar. Pero llegó y todo quedó “como si nada”. Me dijo que “no me quiso dar a entender eso”, “que fue solo una expresión”. Y el poema se lo di, y se lo enseñó a su amiga, y le dijo: “De verdad te quiere mucho”. (…)

DE TI ATRÁS
Las cosas estaban muy mal (diciéndolo otra vez), y teníamos pensado hasta ir a pasar una noche a su casa (no sé con qué intenciones). Pero el día que iba a ser, ese día llegó su hermano. Yo creo que eso fue una esquiva más. Ó quizá fue verdad.
Pero ya no salíamos a ningún lado, ni siquiera la iba a visitar a su casa. Las palabras que nos decíamos al chatear eran bien intangibles y hasta nos ofendíamos, habíamos entrado en una situación de no creer.
Ella ya no estaba en el lugar de siempre, la habían trasladado hacia otro, y ya casi no la iba a poder ver, ni hablar. Yo siempre la iba a visitar cada mañana o tarde, dependiendo del turno en que me encontraba. Y ahora que ya no estaba, se nos iba a ser difícil la situación. Y así fue, nos alejábamos más y más.
Y veía mi vida reflejada en “siempre en un Rincón”. Así, idénticamente, estaba tan desolado, que cuando le hablaba a la soledad (como siempre), salía huyendo del lugar. Y yo me iba siempre al lugar, a donde mis penas suelo soltar (imaginativo).
Y para más joder, la gente siempre me decía un montón de cosas, que ella salía con uno, que mantenía un romance con otro, etc. Pero no sé, yo no veía en ella nada al respecto, inclusive las investigaciones que hice me reflejaban otra cosa. Y tantas eran las cosas que me decían, que hasta por dentro me las creía. Porque no sabía a quien creer.
Y ya comenzaban los malos pensamientos, las ganas de quererla matar (emocionalmente), porque la estaba aprendiendo a odiar, y a rechazarla inclusive. Recuerdo que un domingo que podía salir con ella, no quise, porque quería ver qué se sentía sin su compañía. Y admito, no me sentí tan mal.
Este amor ya estaba cambiando, y los daños golpeaban fuerte y dejaban cicatriz. Porque cada cual estaba tomando rebelión. Y yo sabía que eso estaba mal, pero no le importaba, y yo tuve mucha culpa, porque le di todo lugar. Que se aprovechó. Por eso estar atrás de ella, era lo que me faltaba.

YO SENTÍ VOLAR…
Antes de comenzar, aplaudo por este día. Y doy una vista al cielo, porque fue este mismo cielo que un día me vio llegar hasta allí.
Este poema dice lo que sucedió un día antes, una noche antes. La verdad que ya había echo poemas similares (que no recuerdo mucho), pero este era especial, porque era dedicado a la noche que unimos corazones con la mujer que yo creí, era el amor de mi vida.
Ese día le dije que quería hablar con ella, que en la noche iba ir a buscarla. Yo salía de turno a las ocho de la noche. Y al principio no quería, pero luego aceptó, y recuerdo que al principio yo quería, pero después me arrepentí. Aunque terminé yendo. Acepto que mis intenciones eran bien sanas.
(…) Y recuerdo que me estaba esperando en el parque, andaba con un pans azul y una blusa con rallas rosadas y semicolor. A su lado, Melissa, su sobrina (recuerdo que ya me decía tío Enrique). Ese día la vi en su tamaño original, porque siempre se ponía unos tacones altos. Era justo y necesario para mí. (La mente me pide ya no continuar)
Resumiré: Ese día cené en su casa, y luego nos acostamos en la que meses después iba a ser también mi cama (aunque también por un par de meses). Ese día los nervios estaban de principio a fin. Tanto los suyos como los míos, y todo me parecía genial. Porque la desnude, porque la estaba haciendo mi mujer. Y yo no lo podía creer. Pensaba que era un sueño ó que era mi imaginación. Sólo Dios sabe lo que pasaba por mi mente (y lo que ahora esta pasando), porque ese día quede petrificado en ella. No niego, con nadie había echo el amor tan eficaz. Quizá fue como mi primera vez.
Al final, una de sus palabras fueron: “bueno, ya lo hicimos”. No quise darle rienda al pensamiento, no quería pensar, no sé qué me quiso dar a entender.
Este poema lo hice, un sábado en la tarde. Cuando todavía sentía en mi cuerpo el olor de su piel. Cuando todavía sentía su fuego estremecedor, cuando todavía dolían las ganas que se saciaron esa vez. Ese día me hiciste volar. Yo sentí volar.

ME ESTAS HACIENDO MUCHA FALTA
Este poema es una obra de favor (quizá). Recuerdo cuando escribí este poema; estaba sentado en el rincón de siempre, el fin de semana lo había pasado con Yanira fenomenal, fuimos a la Iglesia, y todo estaba bien. Ese día ella me dijo con todas sus ganas que me quería un montón, que no podía estar sin mí.
Ya mis días estaban plasmados con ella. Ya tenía pedazos de ella en mí. La necesidad de estar con ella eran muy complejos.
Al escribirlo, me encontraba remembrando todo lo que sucedió días antes, las locuras que habíamos echo, y todo eso me llenaba de satisfacción, porque la quería tanto, que no sabía qué escribir.
Me estaba haciendo mucha falta, la tenía en mi cabeza girando alrededor, yo sentía que ella era mi amor verdadero, y eso me hacía feliz, porque estaba con la persona que yo quería, y que también sentía que me quería. El mundo era de nosotros dos.
Entonces, nació en mí la idea de vivir para siempre con ella, de matar mis días a su lado. Yo le quería dar la pauta para ver qué pensaba, porque ya la sentía dentro de mí. No niego que ya pensaba en vivir con ella. Porque estaba viviendo con ella, aunque no en un mismo lugar, pero sí en una misma realidad.
Yo la amaba en verdad, yo la sentía dentro de mí; ella sabía que esa noche con ella se quedó más de mi mitad (quizá todo mi ser, todo mi mundo), porque una madrugada después de Navidad, yo le había entregado parte de mí, entonces esa noche le había entregado el complemento, y podía decirle que era suyo. Porque así me sentía, en esos días, donde todo era filosofía, mi filosofía.
Yo creo que los momentos de la vida, hay que saberlos disfrutar, porque después ya no se vuelven a vivir nunca más; y cuando se extrañan, es cuando viene el llanto, el remordimiento, el pensar en dudar, en recordar. No había analizado bien este poema, y creo que en opinión personal, lo hice con todo mi corazón.

RESTOS DE UN CORAZÓN DESTROZADO
¡Va! Este es uno de los poemas más fundamentales que he escrito en toda mi vida. Lo escribí después de hablar con ella por teléfono, después de notarla rara, ¿Qué cosas las que pasa uno por esta vida? Después de escribirlo se lo mandé por correo a Samuel (el gran confidente que tenía en el trabajo), para qué opinara acerca de mi situación. Me dio unos consejos muy sabios, que tal vez me ayudó en algo. Esto me sirvió para que dos días después me fuera a quedar a dormir otra vez en la casa de Yanira.
Hablando un poco del poema: En el baúl de mis recuerdos, donde guardo todas mis historias, donde dejo siempre con llave y luego tengo que sacarlas, ahí tenía que poner todo lo que viví con ella, todos esos días que la hice feliz, que la hice soñar y que al final me pude dar cuenta que yo era el que alucinaba. Porque la fe que tenía de ese gran amor, que yo escuché apenas ayer, decir de ella: “Mi Amor”; Yo que la sentí hasta lo más profundo de mi ser, al final quedé burlado, loco y sin querer. Ayer todavía mis padres me dijeron que la dejara, que no la buscará ya más. Mi madre me ordenó que ya no la siguiera viendo más, que se burlaría de mí. Que yo quedaría sin ella. Ahora tengo ganas de llorar, pero no por ella, sino por el gran rencor, porque le pinté el cielo del verdadero color.
Y escuchar todas sus ofensas, eso duele… porque me hace sentir triste, porque el futuro lo había puesto en sus manos, porque ahora tengo que darle vuelta a mi historia, porque como siempre se queda metida en mi memoria. Y eso que tanto duele (recordar cuando la hice mía) gira alrededor de mi cabeza, porque se quedan como fantasías, como el eterno enamorado, son los restos de un corazón destrozado, que se quedó echo mierda, en pedazos, tirado en un basurero.
Porque sé que me verá alguna vez, luego después… y recordará que quizá fue mi gran querer; pero recordara que el tiempo no se tiene que divagar, porque eso es lo que me tocara, y el viento entre recuerdos se aglomera en mis sentidos, porque es triste ver la realidad, cuando solo fui un rato para jugar.

COMO MOSCA QUERIENDO ESCAPAR...
Casi todos estos poemas los hice en mis horas laborales, tengo que aceptar que casi nadie se dio cuenta de esto. Creo que era por los momentos que estaba pasando. Y principalmente porque ya me estaba hartando.
Un poema bonito, uno feo… y así sucesivamente. ¿Qué inspiración más atroz? ¿Qué locura infernal? Era para no creer. Y ya estábamos en las platicas fuertes de que nos íbamos a ir a vivir juntos.
Pero el amor no siempre es para recordarlo toda la vida, creo que yo tengo mucha experiencia en eso, y sé que solo una ha cautivado todo mi ser. Es que muchas veces el dolor o la decepción lo hacen caer, y ella muchas cosas las hacía por joder. Porque fingía de maravilla, y yo me hacía el pendejo. Ella era la Diosa y yo su espejo. No tenía valor para preguntarle que quién se creía, porque entonces, andaba de buen día.
Yo hacía de todo para que se diera cuenta que la amaba a morir, y le daba lo mismo si intentaba huir (cuántas veces estuve a punto de esto). Para todos era imposible creer que yo la quisiera a morir, pero admito que nunca por ella me quise morir. La misma gente lo hace a uno cambiar, y que seamos diferentes, y yo sentía que ella ya no me hacía volar (el costo era barato), porque ya sentaba mi bandera y con toda y asta. Y eso me daba tristeza.
Porque siempre me gusta pagar al contado, no dejar nunca ninguna cuenta de amor, porque ella no sabía en realidad quién yo era (tenía una imaginación), porque siempre (como todo escritor) sé cambiar al final el final, ese que tal vez lo había pintado de felicidad, porque quería hacer mal, quería cambiar; quería ver hasta donde latía mi dolor. “Quiero vivir aquí más quiero cambiar, cambiar para sentirme vivo”.
Aunque acepto que no era como una mosca, pero cuando la intentas atrapar, se escapa rápido y se te va. Así estaba, como mosca queriendo escapar de su mundo. Aunque no niego que era cosa mental. Porque no la entendía, porque un día estaba bien, y otro día estaba mal. Y yo quizá ya estaba siendo igual. (…)

ME LLEVARAS EN TI
“Porque me llevarás unido a tu recuerdo”.
Así dice una canción. Este poema lo escribí cuando ella se fue un fin de semana donde sus papás, ya que su hermano se iba a graduar de bachiller. Y claro, para todos ellos iba a ser un día muy especial. Entonces yo no la iba a poder ver en esos días.
Se lo escribí para que me estuviese pensando en su lugar, me salió lindo poema ¿No crees? Era para que me recuerde en cada momento que pasara.
A parte de todo, a ella la habían trasladado ya a otro departamento (en el trabajo), y no la iba a estar viendo, ni visitando en su lugar.
Hablar del poema, es hablar de lo que estábamos pasando en esos días. Después de “Como mosca queriendo escapar”, todo había ido bien. Inclusive, estábamos pensando en que tal vez podría estar embarazada. Hay dos poemas que no se van a incluir en este poemario porque quedaron en un cuaderno de ella (Después comentaré acerca del desenlace de este amor). Y ya no los volví a ver más. Y no los recuerdo: uno se llamaba: Yo si quiero (que hablaba de que sí quería que saliera embarazada, que estaba dispuesto a todo eso). Una vez ella hasta lloró fuerte y gravemente. Yo sabía que era por eso, y las discusiones ya salían a flote. Pero me estoy metiendo en otro tema.
Hablando de este poema: es hablar del recuerdo, de que yo quería que su imaginación estuviese junto a la mía. Que no dejará ni un segundo de pensarme, no se había ido y yo ya sentía que la extrañaba, pensaba en todo lo que habíamos ya pasado, yo pensaba solo en ella, ella era mi única estrella.
Iba a sentir ese par de días largos, y los segundos amargos… Contaba los minutos por verla el día lunes, tan radiante como siempre, ignorándome sí, pero sabía que tenía a su amor. Piensa en mi en ese lugar que estés, porque sabes de todo el amor que te di, no te vayas a olvidar ni un segundo de lo que pasábamos, porque todo lo que pasamos, nosotros lo creamos, y lo llevarás en ti,

ENTRE EL CIELO Y EL OLVIDO
No sé si lo deba decir, pero este poema va dedicado a Claudia María. Lo escribí cuando ya se tomó en serio que me iba a ir de la casa, que iba a formalizar mi vida con Yanira. Este poema era la realidad de lo que me estaba pasando.
Este poema lo escribí después que tuve una conversación telefónica con Claudia María. Luego de conversar, en un momento me fui al cuarto, y me vi en el espejo. No hablé yo. Fue mi conciencia la que me dijo un montón de cosas, en el espejo se detallaba todo lo malo que estaba haciendo, y todo el daño que le estaba causando a Claudia María.
No veía claro el camino que tenía que recorrer, miraba plenamente mis actuaciones frenéticas que dañaban a terceros. Querer a alguien es fácil, pero cuesta de verdad amar. Por Dios que no sabía que camino recorrer, era ilógico y estúpido irme y dejar a mi familia, a ¡Mi hija!, a Claudia María, a mis amigos, por alguien que quizá no valía la pena, pero como estaba consiente que el amor de Claudia María siempre lo tendría, eso me hacía tener la cara enmascarada, y esta vez de patán.
Y juro que no la quería perder, porque su sonrisa siempre me hacía feliz, y su mirar también; por eso si me iba, yo la iba a buscar después, su carita la tenía en todos mis sentidos, en mi mirar, en mi pensar… Y sabía que no la iba a perder, porque siempre estaba ella, para todo pero siempre estaba. Estaba con la ilusión de que no la había perdido todavía. ¿Será que es la mujer de mi vida?
Sin dudarlo que estaba entre el cielo y el olvido, porque la iba a extrañar, y porque también ya quería mucho a Yanira. Muchas veces pensé que a lo mejor y quería a las dos, pero de diferente manera. No puedo decir que me gustaba estar así, porque sabía que el daño que estaba haciendo lo iba a pagar después.
En estos días, solo Dios sabe lo que pasaba por mi mente. Ni él comprendía lo que estaba haciendo. Un día le dije: “Señor, sí acaso mi futuro esta junto con Yanira, no la dejes escapar de mí (...)”.

POR TODOS TUS MUERTOS
Para estos días, Yanira ya no estaba en la empresa, había renunciado. Y el nuevo trabajo que tenia, el horario nos iba a ser difícil poder vernos, porque a veces chocaban los horarios. Antes había comentado acerca de una vez que le pregunté a Dios sobre mi destino. Y creo que Dios me había respondido, solo que no pude comprender.
Por todos tus muertos: es un poema que lo escribí refiriéndome a que yo era un muerto más en su vida, y que esa lista ahora yo la encabezaba, porque nadie la extrañaba como yo. Esa soledad, terrible soledad y vacío que había dejado, me tenían ya mal humorado, porque la extrañaba a morir. Recuerdo sus llamadas cortas por las noches, a veces me llamaba un día sí, otro día no.
Estaba varado en el camino del sentimiento, queriendo ver lo que vendrá; no sabía si la iba a perder por culpa de la distancia, y eso me ponía angustiado porque mis días su mirada ya no la tendrá. Y puedo ver el desierto de recuerdos, ese cementerio donde ahora yo estoy siendo velado, porque morí en una curva de sus calles; mi alma está en enredos porque se quedó con la ilusión.
Ver el futuro es ver la nada, porque el cielo esta oscuro y la tormenta pronto caerá; la gente se ríe alrededor de mí, esa gente que yo mismo he inventado, y que giran a mi alrededor. Y todavía no comprendo si estoy vivo o muerto, como que si lo que viví con ella lo soñé, ó me lo inventé. Me siento en el pasado, con el recuerdo, con el lamento, de que su sombra sólo la toqué.
Sé que todavía se siente por aquí, pero así como dejó este vacío, así el futuro es la sensación de ver sus ganas de continuar, porque son pocas, y me quita la emoción. Porque ya estoy perdiendo la fe, duele ver que lo que vivimos ya quedó atrás, en nuestro pasado, en nuestra locura, ahora si veo largo y tortuoso el camino, porque de su vida, soy un muerto más.
“Así te fuiste un día de este rumbo, ya tu respirar poco a poco va desapareciendo, y todo se me hace enredo, porque en el vacío alguien llora”.

EN ESPERA DEL TIEMPO
¡Qué bonito poema! Lo acabo de leer y me dieron ganas de llorar, porque lo escribí con toda la inspiración de un enamorado. Es lindo escribir lo que uno siente por dentro, porque al final te das cuenta que vale la pena. Lastima que a veces no llega a su destinatario, ó no vale la pena.
Este poema tiene sentido de carta, digamos algo por así: Mi amor, en estos días que no has estado aquí, he estado pensando en mis ideales, los cuales son contigo. En estos días de soledad he querido ver llover, porque así te siento, porque así sé que Dios manda con la lluvia tu respirar. En estos días he hecho cosas normales, por decirte algo: he caminado despacio, porque sé que ya no estás, porque sé que no te veré, por eso ya no he tenido que correr.
Sabes, he visto el vacío en que no estás, he sentido tu sombra junto a mi lado, he aprendido a esperar más, porque he comprendido que ya no estás aquí. Y he quedado en espera del tiempo, matando los segundos y contándolos, he tratado de buscar algún pasatiempo, porque sino sé que moriría pensando en ti.
Me has hecho falta a morir, he tenido ganas de llorar al ver que ya no estás, y sin ti ya no quiero vivir, porque contigo se fue mi verdad. Porque en estos días me he sentido echo nada, que veo que ahora ya todo no es igual… En estos días he aprendido a fumar demás, porque el cigarro es la mejor compañía en esta soledad.
Aunque de memoria sé tu alrededor, en estos días te he querido buscar, y decirte que te amo, que no te he olvidado, que se me pudre el corazón de dolor, porque te he extrañado mi amor, porque ya se me va borrando tu imagen, ya no siento tanto tu respirar. Porque estoy esperando que sea el tiempo que hable, y diga si llegaremos juntos a viejos, porque sino me perderé en pasatiempos, en esos que te dan otra miel, y te guían a ser otra persona. Quizá a ser un poco normal, porque en estos días he aprendido a ver el fuego, que sí te extraño a morir, y que sería lindo contigo vivir.

DE SUEÑOS, PESADILLAS Y LOCURAS
Creo que este hubiera sido el titulo de esta obra, porque habla de mi vida, de todo lo que estaba haciendo, de la peor locura irrealizable por un ser humano.
Dedicado a la muchacha de la mirada cautivante, de la persona que jamás creí poder amar, y sobre todo, jamás pensé darle mi alma en un segundo (Yanira del C.).
Hablar de este poema, es decir que en mi recorrer he caído miles de veces, y siempre al caer, he caído de boca y me ha dolido hasta el alma… Y así muero como los peces, por la boca, porque siempre habló lo que he mentido. Siempre sueño con serlo todo, y con hacer lo que no puedo hacer; pero lo que quiero creer es que estarás tú hasta el fin de mis días.
Aunque estás noches han sido de pesadillas inventadas, y de frases que no han sido encontradas, yo quiero ver lo peor, sentir en tu cuerpo la sangrienta herida, porque me vas a dejar un gran dolor, ¡Sí! Tú, amor. Ó será que ya otra persona la dejó. Porque muchos están en mi contra, para muchos estoy haciendo la peor locura de mi vida, la estúpida y torpe actuación, de este actor de segunda, por eso es que ellos me hacen ver que en ti ya no hay blancura, y siento retrasadamente el dolor.
Y estoy seguro que podría estar cien horas sin parar de hablar, y nunca lograría que comprendieras, que ya me estoy cansando de esta vida, de este “mi mundo”. Porque ya siento que estoy volando bajo contigo, y eso es horrible, porque quiero escapar, quiero en otro lugar aprender a vivir.
Y tal vez algún día haga alguna novela con respecto a esta situación, de esta actuación. En mi primera novela (“lo que fue, lo que es… lo que ya no será”) habló de “la niña de mi corazón”, en este hablaría de “(…)” no sé. Todavía no sé.
Porque es linda esta novela que estoy viviendo: De sueños (lindos que nunca existieron, como el que dije una madrugada de 25 de Diciembre), Pesadillas (inventadas que sólo existieron en mi mente) y Locuras (como dejarlo todo por arriesgar que podría ser feliz, cuando no sé si fui feliz). Fin.

LAS CALLES DE LA SOLEDAD
Un día antes de escribir este poema, había hablado con Yanira. Esa noche la había visto temprano, luego me fui al trabajo a hacer mi turno. Casi al salir de mi turno me llamó por teléfono. Y me dijo que necesitaba verme, que la esperará en la Plaza de Soyapango. Me gustó esa su intención, su detalle. Pero lo que me quería decir, era que posiblemente se iba a ir para los Estados Unidos, que posiblemente le salía una plaza para trabajar en un barco de turismo. Y que iba a estudiar inglés, y un montón de cosas más. Yo le dije que aquí podíamos salir adelante, y que ¿Dónde quedaba lo que habíamos planeado de casarnos? Estuvimos a punto de terminar con nuestra relación, pero le dije que lo pensara bien, que no me podía oponer, pero que entonces me iba a perder. Días después pensó mejor las cosas y me dijo que mejor iba a estudiar inglés. Pero que sí le salía una oportunidad ya estando juntos, que se iba a ir. Yo no dije nada. Lo único que pensé fue: “Espero que el tiempo este a mi favor”.
Entonces fue que escribí este poema: Las calles de la soledad, porque así estaba, mirando las cosas que habíamos hecho, y todo para nada. Para que también al final, ese maldito país me quitara un amor, ya un tercer amor. Eso me puso triste, pasé una noche sin poder dormir. Ese día que converse eso con ella, llegué casi a las diez de la noche a la casa. Recuerdo que estaba mi abuela, y me dijo: ¡Esa muchacha te esta quitando todo tu tiempo!
La verdad que caer otra vez, no me parecía raro. Y sabía que fácilmente me podía levantar. Pero esta vez ya la amaba, y aceptar una derrota de esa manera, era demasiado ingenuo e inmaduro para alguien como yo. Porque me di cuenta que su sueño era llegar algún día a ese maldito país. Y entonces le dije: “Por qué no me dijiste eso antes de comenzar a andar, hubiéramos evitado bastantes situaciones”.
Ahora pienso: “Ojalá pueda llegar a ese país de luces, y que pueda comprender que las calles de la soledad, están en la realidad”.

ES UN MILAGRO
Uno de los poemas más lindos que he escrito. Pero que no me gusta mucho, quizá por el recuerdo, o tal vez por la incomprensión generacional.
Siempre que terminábamos de hacer el amor le decía: “Hemos hecho otro milagro”. Como dice la canción de Luis Eduardo Aute: “Cada vez que amas es un milagro”. Entonces, esto es lo que dice este poema.
Ya no hablábamos mucho de que si se iba a ir o no para los Estados Unidos. Lo que se mencionaba más a fondo era con respecto a vivir juntos. Incluso, en esos días fui a conocer a sus papás, dónde creció ella. Una noche antes, me quedé a dormir con ella para salir “supuestamente temprano” el domingo, pero como siempre, salimos tarde.
Recuerdo que en cada paraje que pasábamos me decía: “Mira, esa es la iglesia, por llegar una vez ahí, que no quería ir, me caí, me lastimé los pies”. También: “Una vez en este barranco por poco y se va el bus”. Todo eso, tantas cosas.
Yo le decía antes de llegar a la casa: “¿Todavía me puedo arrepentir?”. Es que (no lo decía en serio) estaba con unos nervios de punta, que son cosas que jamás olvidaré. Pero gracias a Dios todo tranquilo, sólo su mamá estaba en casa, y me la presentó. Luego llegó su papá con Luisito (Hey viejo, discúlpame por no cumplir lo que te prometí). Y sus otros hermanos. ¡Ah! Y hasta un caballo.
Platiqué con su papá unas cuantas cosas. Luego almorzamos ahí, me sentía bien raro. Creo que me sentía más raro por todo como se estaba haciendo desordenado. Porque yo ni siquiera hablé de mis intenciones, de lo que pensaba hacer con ella, nada de nada. No quise hablar nada porque me dijo ella: “Ellos así son, no se meten en la vida de nosotros”. Y me dije: “Qué fácil es todo esto, y seguramente fácil se irá”.
Entonces, todo esto me dio la inspiración para poder escribir este poema y dárselo, porque como decía ella, a nadie he llevado a la casa, y yo era el primero. La verdad que era para no creer y a la vez para preguntarse: ¿Habré vencido? Ó ¿Faltará aún más?

YO PUEDO IMAGINAR
Aquí ya vivía con ella, me fui un 28 de abril. Sin despedirme de mi familia, ese día era mi cumpleaños. La verdad que les di un golpe tremendo a toda mi familia.
Esa noche del 28, pensaba que iba a ser diferente. Pero ese día fue la primera vez que peleamos muy en serio. Recuerdo que vi a la pared y dije: ¡Tenían razón mis padres!
Pero lo bueno fue hasta después. Se le ocurrió la idea de que se fuera a vivir con nosotros una de sus amigas (…). Yo me opuse porque le dije: ¿Cómo es posible que nosotros recién comenzando a vivir vamos a tener ya compañía? Yanira: “Si nosotros todavía nos tenemos que conocer, tenemos que tener intimidad y ya con eso, no es posible”. Se enojó, entonces quedamos en que ella tenía que pensar bien las cosas.
Pero yo pensaba que le iba a decir que por el momento no, pero la cosa cambió, porque cuando llegó la amiga a esperar respuesta, Yanira le dijo que sí se podía pasar, y lo de gracia es que cuando llegó (me tenía cena esa vez, bien preparada) y me dijo que le había dicho que sí. Yo no sé qué color puse. Pero me levante rápido y le dije, entonces me voy yo. Y ella dijo que si era en elección, que la elegía a ella. Entonces le dije que estaba bien.
Y ¿Cómo podía regresar a la casa de mis papás? ¡Así cómo si nada! Lo que decidía era mejor suicidarme, quizá ya estaba cansado de vivir, ó no sé qué diablos pasaba por mi mente. Pero esa noche (la primera de tres), fue una noche amargante, porque no tuve valor. Porque ella lloró hasta decir ya no. Y me dijo, luego al final que ella le había dicho que No a la amiga, y que me había dicho eso para ver qué decía yo. ¡Qué hija de puta! Pensé. Entonces, yo por poco y me mató por eso. ¡Qué ridículo!
Al siguiente día le escribí este poema para apaciguar las aguas, la verdad pensaba irme lejos, es que tenía un puto fantasma mentiroso que me estaba torturando poco a poco la maldita conciencia. Y yo no hallaba cómo decir la verdad, y entre más quería decir la verdad, más mentía profundamente las ideas irracionales de mi puto fantasma. Yo sólo quise ser feliz, yo sólo quise que las cosas fueran para los dos.

BONITA
Mi obra cumbre. Diría el poema más esencial de todo este libro. Lo escribí con toda la inspiración del mundo, y con el verdadero amor que un hombre pueda sentir hacía una mujer. Cuando terminé de escribir este poema, di un aplauso, porque creo que no hay mayor inspiración que cuando se quiere de verdad.
Cuando le di este poema a Yanira, me dijo que le había gustado un montón y que quería que se lo enmarcara para ponerlo en la pared. Esa idea tenía al final de todo.
Este poema lo escribí – aparte de todo lo que sentía – también porque un día antes habíamos tenido una discusión muy infantil en el bus, y luego en la Plaza, que creo fue la primera vez que exageré. Y hasta le agarré fuerte la mano. Aquí ya comenzaba a marchitarse la flor de nuestro amor.
Hablar del poema, es hablar de la conversación que tuvimos una noche, de decirle que es muy duro todo lo que estamos pasando, yo no podía entender, sí “nos queríamos tanto”; ella sabía que yo estaba como “el mango por ella”, y la verdad que no quería que se fuera esa mi estrella. Le dije que hiciéramos todo lo posible por ser mejor, que hay que hacer lo que diga nuestro corazón, mi deseo es que ella fuera feliz, pero conmigo, por eso me fui a ese lugar con ella, porque era mi razón.
No me gustaba verla llorar, y menor por mí, porque ella era radiante, bella, y eso le hacía mal; no sé cómo podría estar sin ella, porque sin ella mis días ya no serían igual. Me tendría talvez que morir, o hasta desaparecer para cambiar mi nombre, mi rostro y hasta mi fe, esa fe que ella me dio con su querer,
Porque he pasado con ella las mejores noches de mi vida, porque a su lado yo puedo reír, porque a su lado quiero ver siempre su sonrisa, sin caminar deprisa; porque la he hecho volar, he sentido sus suspiros, sus latidos, su olor a mujer. Por favor Bonita, No olvides que te amé a morir, que yo quise morir en tu pasión, que si a tu lado no pude vivir, fue porque me hiciste perder la ilusión.

NO ME ARREPIENTO DE CON VOS VIVIR
Un poema que lo escribí en mi turno de trabajo, pasé un mes de noche. En esas noches ella me hablaba por teléfono, y cuando tenía turno me llamaba a las 12 de la noche, y a las 3 de la madrugada. ¡Qué lindo es ver entre mis recuerdos aquella luz que palpitaba en mi corazón! Me llena de emoción saber que a mi lado fue muy feliz.
Entonces, estábamos bien, habíamos cambiado mucho y estábamos haciendo las cosas de la mejor manera posible. Tanto ella hacía esfuerzo como yo. Pero creo que su esfuerzo al verlo uno daban ganas de amarla hasta el infinito.
Recuerdo que esa vez ella fue conmigo a comprar, al final no compramos sino que nos fuimos a cenar, ya era muy tarde. Creo que esa fue la última vez que fuimos a la Plaza Mundo. Fue la segunda vez que la vi con falda, ¡Se miraba tan linda! Es que en mis adentros no podía entender por qué la amaba tanto, y no podía entender todavía por qué estaba conmigo, si me sentía pequeño a su lado. Y creo que eso le dio espacio a ella.
Ya las horas de amar eran diferentes, porque se entregaba llena de plenitud, a veces me sorprendía, y casi siempre yo sentía que moría. En esos días fue que estuve lastimado de un pie, y se comportó ella en realidad como una verdadera mujer, que atiende a su compañero, que lo cuida, y que lo respeta.
Las frases bonitas también ya estaban al día
(c)(r)EDITORIAL SIMPLEMENTE POEMAS. 2004